22 de octubre de 2020 17:28

Una joven transexual fue asesinada con diecinueve puñaladas en Bolivia

La Policía de El Alto no tiene ninguna pista del asesino ya que el lugar donde ocurrieron los hechos no tiene cámaras de seguridad, según  la Organización de Travestis, Transexuales y Transgénero de Bolivia. Foto: Captura

La Policía de El Alto, Bolivía, no tiene ninguna pista del asesino ya que el lugar donde ocurrieron los hechos no tiene cámaras de seguridad, según la Organización de Travestis, Transexuales y Transgénero de Bolivia. Foto: Captura

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

Una joven transexual que había comenzado una vida con su nueva identidad murió a causa de las diecinueve puñaladas que le propició su victimario en la ciudad boliviana de El Alto, informó este jueves 22 de octubre del 2020 la activista Luna Humerez.

El suceso se produjo la madrugada del pasado domingo en un hostal de un barrio popular de la ciudad y sin que se tenga ningún rastro del supuesto asesino, ya que el alojamiento "no tiene cámaras" y "no tiene registro" de la persona que acompañó a Gabriela R. y que se cree es su supuesto agresor, dijo Humerez.

La activista, que también es presidenta de la Organización de Travestis, Transexuales y Transgénero de Bolivia (OTRAF), precisó que Gabriela, de 19 años, recién había terminado la secundaria y "tenía intenciones de cursar una carrera universitaria".

"Se dedicaba al trabajo sexual y presumimos que el asesino es un cliente", señaló.

Gabriela había dejado su natal Guayaramerín, una población amazónica en plena frontera con Brasil a más de 1 000 kilómetros de El Alto, porque quería poner en reserva su identidad y "volverse la mujer que siempre ha querido ser", acotó la dirigente de OTRAF.

La activista inclusive señaló que la joven había completado su "transición", es decir, aquellos pasos que la convirtieron en una "completa mujer trans" y se trataba de una persona "tranquila" y querida dentro de ese colectivo.

Humerez lamentó que en El Alto, la segunda ciudad más poblada de Bolivia con un millón de habitantes, así como en el resto del país, mucha gente no esté preparada para relacionarse con personas de diferente identidad sexual.

La organización que acoge a las personas transexuales no tiene un registro del número de agresiones o crímenes de odio, pero se lamenta que este tipo de casos sean cada vez más comunes, dijo la representante nacional.

Un caso anterior a la muerte de Gabriela también se produjo en El Alto en diciembre de 2018, cuando la mujer transexual Litzy Hurtado fue asesinada en una discoteca, en la que primero recibió agresiones de un grupo de hombres y finalmente fue apuñalada con un destornillador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (4)