17 de August de 2009 00:00

El bolivarianismo es un delirio de H. Chávez

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Santiago Zeas.  Corresponsal en Bogotá

¿Cómo define el bolivarianismo o socialismo del siglo XXI que Hugo Chávez impulsa en la región?

¿POR QUÉ ESTÁ AQUÍ?

Su trayectoria.  Nació en México en 1947. Historiador y ensayista, fue profesor investigador de El Colegio de México. España le  entregó la Gran Cruz de la Orden de Isabel Católica.   
Su punto de vista. Los fondos provenientes del petróleo hacen posible la expansión del modelo bolivariano en la región.

Creo que hay una dimensión del legado de Bolívar que es válido a través de los siglos. Es una hermandad sobre todo de índole cultural y espiritual entre nuestros países. En esa continuidad del ideal de unidad bolivariana es en el que creo porque es el que nos ha vinculado a través del idioma, la literatura, la pintura y el arte en general. Pero objeto el paso de la dimensión cultural a la político-continental.

¿Por qué?

Mi objeción es darle un contenido de socialismo. No veo una utilidad en crear un bloque geopolítico continental opuesto y enfrentado a EE.UU. Creo que esa oposición en nuestro tiempo es innecesaria. Sería mejor establecer relaciones de mutuo respeto y de comercio. Lo que conviene es ahondar en la relación entre América y no en su división. Ni siquiera creo que esa idea de un bloque geopolítico unitario y esencialmente enfrentado a EE.UU. haya sido la idea de Bolívar. Es anacrónico y ahistórico pensar que las circunstancias de 1820 sean las mismas de 2009.

Y,  ¿ qué pasa con el socialismo del siglo XXI?

Es el socialismo del siglo XXI es una especie de reedición de un proyecto anacrónico que ya demostró su inviabilidad.

¿Cuál es el motivo para que ese discurso bolivariano tenga éxito en países como Ecuador o Bolivia?

En el caso venezolano su éxito no está en la línea ideológica, sino en el poder mediático de Chávez y en el muy particular Estado proveedor de prebendas, bienes y servicios que él ha impulsado. Si su proyecto en Venezuela ha sido viable es sobre todo por el uso de los fondos petroleros y a su poder mediático.

¿Este fenómeno es exclusivo a Venezuela?

El elemento ideológico es mucho menos importante que el elemento económico de concepto de ese estado interventor. En el caso de Ecuador es menor, pese a que es un país petrolero.
Siento que la dependencia de Ecuador respecto a Chávez es menor a la que tienen Bolivia o Nicaragua. La postura del presidente Rafael Correa me parece más misteriosa en relación con la de los presidentes de Bolivia o Nicaragua.

¿En qué sentido?

La percepción es de que se trata de un gobierno satélite del venezolano. Sin embargo, Ecuador ni por su historia ni por sus recursos tendría por qué ser o parecer eso. Además, yo creo que podría jugar una carta de mayor independencia y hasta de una tercera vía de liderazgo más cercana al modelo de Lula, de un régimen democrático con tinte socialista.

¿La crisis con Colombia terminó por empujar a  Correa hacia Chávez?

El conflicto con Colombia no es razón suficiente para arrojarse en los riesgosos brazos de Chávez. ¿Qué ocurriría si Chávez sale del poder en 2012 y si todo ese castillo de naipes se derrumba?

¿Cuánto influyen los ‘petrodólares’ en el éxito de los gobiernos de signo bolivariano?

Si aplicamos un análisis marxista,  el bolivarianismo es una superestructura ideológica que enmascara y justifica el manejo subterráneo de los ‘petrodólares’.

¿Sin esos recursos no hay bolivarianismo?

No cabe duda.

¿Cuál es el objetivo  del bolivarianismo en la región?

Tengo la convicción de que todo lo que estamos viviendo es fundamentalmente la proyección del delirio psicológico de Hugo Chávez. Él es un hombre que se ha propuesto ser el Fidel Castro y el Simón Bolívar del siglo XXI.

¿Una suerte de reencarnación?

Él  compite con ellos. Él dice que no, que son una inspiración. Pero igual que Edipo compite con sus padres y abuelos, y quiere matarlos para poderse coronar como el héroe del siglo XXI. Pero no se entiende héroe de qué. Seguramente de ser el hombre que derrote definitivamente al imperialismo yanqui, que no es el mismo de mediados del siglo XX. La idea confrontacional que tiene Chávez de volver al libreto de los años 60 es una gran locura. Los pueblos enloquecen. Se cree que la historia es racional, pero no lo es. Si el siglo XX vio un surgimiento de Mussolini, de Stalin y de Hitler, Chávez es la versión de un autócrata quien, por cierto, no es  sanguinario ni cruel. Es un caso sutil de un espíritu autocrático muy delirante y altamente costoso para el pueblo venezolano.

Pero ¿los gobiernos bolivarianos argumentan que tienen un origen democrático porque ganan elecciones?

En el caso venezolano, pero dentro de un marco altamente inequitativo. Quien impone las fechas de las elecciones es Chávez, quien tiene el Poder Electoral es Chávez, quien tiene el Poder Judicial es Chávez….

¿Por qué Ud. sostiene que el bolivarianismo genera incertidumbre en la región?

Amenaza con importar conflictos que no son del continente americano, como el de Irán y EE.UU. o el de Israel y los  árabes. Eso no es broma. Por eso Colombia está en una posición incómoda. Hay una escalada global. No hay que olvidar que América no fue escenario ni de la Primera ni de la II  Guerra Mundial. Ojalá no sea escenario de la Tercera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)