2 de junio de 2019 23:51

Boeing admite defectos en alas del 737, incluso en algunos MAX

¿Los aviones Boeing 737 MAX se han puesto a tierra luego de dos accidentes fatales en los que 346 pasajeros y tripulantes murieron en octubre de 2018 y marzo de 2019. Foto: AFP

¿Los aviones Boeing 737 MAX se han puesto a tierra luego de dos accidentes fatales en los que 346 pasajeros y tripulantes murieron en octubre de 2018 y marzo de 2019. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP

Boeing anunció el domingo 2 de junio del 2019 que algunos de sus aviones 737 de media distancia, incluidos los 737 MAX 8, podrían tener una parte defectuosa en el ala, pero que no hubo informes de problemas de vuelo relacionados con el defecto.

El gigante de la aviación estadounidense, que se ha visto sacudido por una crisis sin precedentes después de que toda su flota de 737 MAX 8 fuera paralizada en tierra a mediados de marzo, dijo que un subcontratista le informó sobre problemas con un mecanismo que permite el despliegue de los listones de borde en las alas.

El listón de borde de una aeronave es clave para el despegue y el aterrizaje, ya que está destinado a mejorar la resistencia del ala y, por lo tanto, la aerodinámica del avión.

Boeing dijo en una declaración que había transmitido el número de lote defectuoso a los propietarios de las aeronaves para que pudieran inspeccionar las partes en cuestión.

Si los operadores encuentran las piezas defectuosas en su aeronave deben reemplazarlas antes de volver a poner el avión en servicio, dijo la compañía.

“Este es un dispositivo considerado crítico porque si las lamas de vanguardia no se despliegan simétricamente, podría haber un diferencial de elevación potencialmente peligroso, especialmente en el despegue y el aterrizaje”, dijo un experto en aeronáutica en condición de anonimato.

Los 737 MAX fueron suspendidos de vuelo después de que murieran 346 personas en dos accidentes mortales, el primero en Indonesia en octubre y el segundo en Etiopía en marzo.

La reputación de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos se ha visto afectada por una investigación sobre su proceso de supervisión de los informes que permitieron a Boeing certificar de manera efectiva algunas características del MAX.

Boeing está trabajando en una solución de software que permitirá que el MAX 8 comience a volar nuevamente, pero han surgido diferencias entre Estados Unidos y Canadá sobre cómo capacitar a los pilotos de los aparatos.

Washington cree que la capacitación en computadoras o tabletas es suficiente para los pilotos experimentados, pero Ottawa pretende que sel a realice en simuladores de vuelo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)