31 de marzo de 2018 00:00

Bimo, el reemplazo del dinero electrónico, ya está en pruebas

El BCE habilitó una carpa de información para asesorar a clientes en su oficina matriz, en Quito. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

El BCE habilitó una carpa de información para asesorar a clientes en su oficina matriz, en Quito. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 31
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 3

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El sistema financiero privado está en la última fase de pruebas operativas de su billetera móvil denominada Bimo. El sistema reemplazará al dinero electrónico, que solo funciona hasta este 31 de marzo del 2018.

Este medio de pago aún es una iniciativa gubernamental que se lanzó en el 2014 y buscaba alcanzar a la población no bancarizada, pero no tuvo el alcance esperado.

En diciembre pasado, la Asamblea aprobó la Ley de Reactivación Económica para traspasar la plataforma del dinero electrónico a los bancos y cooperativas.

Julio José Prado, director de Asobanca, explicó que Bimo es una iniciativa diferente a la que tenía el Banco Central del Ecuador (BCE).

La plataforma, cuyo desarrollo tecnológico está a cargo de Banred, arrancará con la opción de realizar transferencias entre personas y en montos pequeños (micropagos).

El dinero electrónico, en cambio, se podía usar para pagos en autoservicios, farmacias y otros establecimientos comerciales.

La Junta de Regulación Monetaria y Financiera y la Superintendencia de Bancos trabajan en las normativas para regular el nuevo servicio y para definir los costos máximos permitidos para el nuevo sistema.

La Asobanca presentó una propuesta de costos, que incluso incluye valores menores a los que se cancelaba por dinero electrónico.

“Algunos que antes tenían costos serán gratuitos”, indicó Prado, aunque no dio mayores detalles.

Banred también deberá ser calificado como un proveedor de servicios de pagos móviles, explicó.

La Asobanca prevé que el nuevo sistema de pagos móviles esté operativo durante este primer semestre.

Los bancos y cooperativas que hasta ahora ya se han sumado a esta iniciativa representan el 75% de los activos del sistema financiero, reportó la Asobanca.

El BCE, que estaba a cargo de la plataforma estatal, informó que hasta hoy se puede usar o descargar el dinero electrónico.

Las descargas se pueden realizar en cajeros automáticos del Banco del Pacífico e Internacional; en ventanillas del Banco Central, Servipagos, Pago Ágil, Almacenes Tía, Facilito; y en ventanillas de nueve bancos y 38 cooperativas que el BCE detalla en su sitio web.

También se puede transferir el dinero a una cuenta bancaria privada.

Para ello, primero debe asociar la cuenta ingresando al enlace https://www.efectivo.ec/.

El BCE empezará desde mañana a desactivarlas cuentas. Hasta el miércoles pasado aún había 233 377 cuentas con saldo.

Según Verónica Artola, gerenta del BCE, aún quedan USD 9 millones en dinero electrónico.

Los recursos de los usuarios que no hayan sido usados o descargados hasta hoy serán traspasados a cuentas inmovilizadas del BCE.

La funcionaria comentó que quienes tengan hasta USD 96 podrán ir al BCE a retirar su dinero en esas cuentas inmovilizadas hasta dentro de cinco años.

Quienes tengan más de USD 96 tendrán un plazo de 10 años para acercarse a retirar el dinero. “Los detalles específicos dependerán de las normas que establezca la Superin­tendencia de Bancos, pero esperamos que la gente no deje ese dinero por 10 años”, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (12)