27 de junio de 2019 00:00

Biess deberá devolver cuatro fondos de cesantía y jubilación

Oficinas principales del Fondo de Cesantía del Magisterio, ubicadas en Guayaquil.

Oficinas principales del Fondo de Cesantía del Magisterio, ubicadas en Guayaquil. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 30
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 37
Patricia Carolina González
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cuatro fondos complementarios de jubilación y cesantía dejarán de ser administrados por el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), de acuerdo con una resolución de la Junta de Regulación Monetaria y Financiera.

La normativa, emitida el pasado 24 de junio, determina en su artículo 1 la reversión del traspaso de aquellos fondos en los que la Contraloría General del Estado haya determinado que no se cumplieron los requisitos para el traslado de administración al Biess.

Alrededor de 65 fondos privados de jubilación y cesantía fueron trasladados a la entidad financiera, entre mayo del 2015 y junio del 2016, luego de que varias auditorías de la Superintendencia de Bancos determinaran que estas alternativas de ahorro para trabajadores públicos y privados habían recibido recursos estatales.

Sin embargo, un examen de la Contraloría, aprobado en febrero pasado, concluyó que en al menos cuatro fondos no se cumplieron las disposiciones legales, que exigían que antes del traspaso al Biess debía contarse con los informes finales de las auditorías externas en las que se verificara la existencia de aporte estatal.

Biess


Se trató de los fondos previsionales cerrados del Magisterio Ecuatoriano, la Universidad Nacional de Loja, la Universidad Central del Ecuador y la Universidad Técnica Estatal de Quevedo; que de acuerdo con lo determinado por la ley deberán retornar a sus antiguas administraciones.

Los representantes legales, designados por el Banco de los asegurados, deberán presentar a la Gerencia General de la entidad financiera, Gerencia de riesgos y Auditoría interna y bancaria un informe de gestión, que contenga estados financieros y detalle de cuentas individuales de partícipes y jubilados, entre otros puntos. Para ello cuentan con un plazo de 10 días, desde la entrada en vigencia de la norma.

Por su parte, los representantes legales, que se encontraban en funciones a la fecha del traspaso de la administración al Biess, suscribirán en el término de 15 días (prorrogables por una sola vez) las actas de entrega de recepción con los representantes legales actuales de los fondos.

Las actas de recepción deberán contener, según la norma, estados financieros con corte al mes anterior; traslado de los procesos tecnológicos, administrativos y financieros; información financiera, contable y administrativa; todos los respaldos y arqueos de cada una de las partidas que conforman los estados financieros.

Una vez suscritas las actas de recepción entrarán nuevamente en funciones las personas que integraban las asambleas generales de partícipes o de representantes, así como los consejos de administración, a la fecha en que se produjo el traspaso al Biess.

El Biess asumió el control del fondo de maestros en el 2015. Hubo enfrentamientos en Ibarra.

El Biess asumió el control del fondo de maestros en el 2015. Hubo enfrentamientos en Ibarra. Foto: Archivo EL COMERCIO


Y, en un plazo de 10 días, a partir de la firma de las actas, los representantes legales que reciben los fondos deberán convocar a elecciones para la designación de los miembros de las asambleas generales de partícipes o representantes, los consejos de administración y los nuevos representantes legales.

“De forma tal que se restituya la institucionalidad del Fondo en cuanto a la conformación y designación de los Cuerpos Colegiados”, subraya la norma. La designación de la nueva administración deberá ejecutarse en un plazo no mayor a seis meses, desde la convocatoria a elecciones. Estas autoridades deberán contar, además, con la calificación de la ‘Súper’ de Bancos.

Con la vigencia de esta resolución, cesaron en funciones los representantes a las asambleas generales de partícipes de los fondos que no cumplieron con los requisitos legales al momento del traspaso.

Nelly Miño, quien era representante de la Asamblea de partícipes del Fondo de Cesantía del Magisterio Ecuatoriano (FCME), elegida en la administración del Biess, calificó de “ilegal” la decisión de la Junta Monetaria de entregarle el fondo a la antigua administración, al considerar que estas personas actualmente no tienen “ninguna vinculación” con el Magisterio. Cuestionó, además, el manejo del FCME por esa administración.

Marlon Tenecela
, quien era presidente del Consejo de Administración del Fondo del Magisterio, antes de que pasara al Banco, explicó que una vez que se haga la devolución oficial se realizarán asambleas por distritos en todo el país para explicar cómo se recibió el fondo y cuáles son los planes en adelante. Además, se convocarán a elecciones a escala distrital, provincial y nacional.

Entre las acciones que prevé impulsar el FCME a futuro están créditos para estudios de posgrado, para vehículos y préstamos a los maestros por saldos de hasta tres veces el valor de lo ahorrado en su cuenta, dijo Tenecela. Además, impulsarán la venta de 506 viviendas (de ser posible dentro del plan Casa para Todos) que, según el vocero, dejaron construidas en su antigua gestión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (28)
No (4)