7 de agosto de 2019 00:00

El Biess comprará bonos con descuentos de hasta el 6,25%

Un grupo de maestros jubilados solicitó asesoramiento sobre los Bonos del Estado en una casa de valores de Quito. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Un grupo de maestros jubilados solicitó asesoramiento sobre los Bonos del Estado en una casa de valores de Quito. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 55
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 7
Vanessa Silva. Redactora (I)
msilva@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cansado de esperar durante cuatro años que el Estado le pague USD 53 100 en efectivo por su compensación jubilar, Gustavo Farinango decidió finalmente aceptar bonos. Se jubiló en el 2015, tras ejercer 40 años como maestro en Ibarra.

“Perdimos la esperanza de que haya (pago) en efectivo”, dijo Farinango al salir de una casa de valores, en Quito.

El jubilado acudió a este establecimiento el lunes pasado (5 de agosto) junto a otros cinco compañeros, para conocer lo que implica vender el bono en el mercado bursátil o mantenerlo hasta su vencimiento. En la última semana de julio pasado, él abrió una subcuenta en el Banco Central del Ecuador (BCE), requisito obligatorio para recibir el título del Estado.

El pago con estos papeles está dirigido a los funcionarios que se jubilaron con menos de 70 años de edad.

Aunque el Ministerio de Finanzas ha aclarado que adquirir los papeles es una decisión voluntaria y que las tasas de descuento serán convenientes, no todos los involucrados están convencidos de esta opción. Por ello, grupos de extrabajadores de Quito y Guayaquil iniciaron huelgas de hambre con el objetivo de exigir el pago en efectivo.

El valor máximo de un bono es de USD 53 100 y varía según los años de servicio que desempeñó el funcionario. Los plazos oscilan entre 1 y 10 años, dependiendo de la edad de la persona que lo acepte. Si desea quedarse con el papel, y no negociarlo, cada mes recibirá en su cuenta bancaria un monto por concepto de intereses.

Ejemplos de pagos en bonos

El titular de Finanzas, Richard Martínez, informó este martes 6 de agosto del 2019 que el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) también comprará los papeles emitidos por el Estado. Con ello, se aspira a que las tasas de descuento en el mercado sean bajas.

El funcionario aseguró que desde hoy la institución podrá aceptar los bonos de los maestros jubilados. “Lo importante es que va a haber una competencia sana entre el Biess y otros actores privados (...) en consecuencia, esos descuentos van a tener que ser los mejores posibles”, afirmó.

Martínez informó que 600 personas han aceptado bonos, lo que representa alrededor de USD 30 millones.

En un comunicado, el Biess aclaró que podrá adquirir los bonos en las casas de valores establecidas legalmente en el país. Las tasas de descuento de los papeles irán del 1,07%, para los títulos que vencen en un año, y 6,25% para los que tienen 10 años plazo.

Para Fernando Simó, presidente de la Asociación de Casas de Valores (Asocaval), señaló que las casas y bolsas de valores no fijan el nivel de castigo de los bonos, sino que este valor se determina con la oferta y demanda en el mercado bursátil.

La Coordinadora Nacional de Maestros Jubilados mantiene la huelga de hambre porque no está completamente de acuerdo con que el Biess compre bonos con un descuento.

Los dirigentes del grupo sostienen que aún deben resolverse ciertos detalles, para luego firmar un convenio con el Gobierno, de lo contrario no levantarán la acción de protesta, dijo Pompillo Verdesoto.

Casas de valores reciben a diario decenas de llamadas y visitas de personas con inquietudes sobre el tema. Este martes, en la Bolsa de Valores de Guayaquil se negoció el primer nuevo bono para jubilados con un castigo de 5,88% a 8 años.

César Morales, gerente de VectorGlobal, explica que estos papeles pueden negociarse total o parcialmente. Por ejemplo, se puede vender USD 1 000 y conservar el resto, para cobrar los intereses y, posteriormente, recibir el capital.

Por su parte, Washington Toaza, de la firma Merchant Valores, sostiene que el papel, al ser una inversión, incluso pude servir como garantía para solicitar un crédito en una institución financiera. Agregó que se puede vender el papel en cualquier momento, sin importar si transcurrieron uno o más años desde su emisión.

Entre los años 2013 y 2014 se entregaron bonos como forma de pago a maestros retirados, pero tenían restricciones para ser negociados, como que solo ciertas entidades públicas los puedan comprar, causando que los descuentos sean más elevados, de hasta el 25% en algunos casos, señalaron los expertos.

Carlos Barrionuevo, director de Análisis de Mercados Financieros del Ministerio de Economía, indicó que los actuales papeles pueden ser comprados tanto por instituciones públicas como privadas. Esta característica permite reducir el porcentaje de descuento a favor del tenedor.

A parte de esta opción bursátil, el Gobierno fijó dos métodos de pago adicionales. Para el grupo prioritario (mayores de 70 años, con enfermedades catastróficas o discapacidades) el incentivo se dará en efectivo, en cuatro meses a partir de agosto. Y para los 8 000 maestros que se jubilaron entre 2008 y 2010, que recibieron solo parte del incentivo, el Estado desembolsará a cada uno USD 3 000 en el último trimestre del año y, lo que resta, en 2020.

Antes, el Ministerio de Educación revisará cada uno de los expedientes de los extrabajadores.


El proceso

1. Acudir a una casa de valores y presentar copia de la cédula de identidad, certificado de banco o cooperativa (puede ser una cuenta corriente o de ahorros), y una planilla de servicios básicos.

2. La casa de valores creará una subcuenta en el Banco Central, a nombre del jubilado. Este trámite no tiene ningún costo y solo puede ser realizado a través de las 32 casas de valores autorizadas en el país.

3. El jubilado debe presentar el certificado de la subcuenta a la institución donde trabajó, en la ciudad donde ejerció funciones, y a continuación firmar un convenio.

4. El convenio faculta al Ministerio de Finanzas para que emita el bono en la subcuenta del BCE. La diligencia toma alrededor de 20 días.

5. Si la persona no vende el bono, cada mes el BCE transferirá a su cuenta bancaria registrada los recursos de los intereses.

6. Los propietarios de las subcuentas podrán monitorear sus bonos en la página web del BCE.

En contexto

Según Finanzas, el actual Gobierno recibió una deuda superior a USD 1 200 millones, por compensaciones pendientes de pago a más de 23 000 jubilados del sector público. De ese monto, Finanzas canceló cerca de USD 700 millones a 13 000 personas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (30)