15 de marzo de 2019 15:06

BID es el primer prestamista multilateral que reconoce a enviado de Guaidó

Juan Guaidó, en pugna por el poder con el mandatario Nicolás Maduro desde hace casi dos meses, designó a principios de marzo a Ricardo Hausmann, un respetado economista de Harvard radicado en Estados Unidos, como representante de Venezuela en el BID.

Juan Guaidó designó a principios de marzo a Ricardo Hausmann (derecha), un respetado economista de Harvard radicado en Estados Unidos, como representante de Venezuela en el BID. Foto: Twitter / @carlosvecchio

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se convirtió el viernes 15 de marzo de 2019 en el primer organismo financiero multilateral en reconocer oficialmente a un enviado de Juan Guaidó, el líder opositor reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países.

Juan Guaidó, en pugna por el poder con el mandatario Nicolás Maduro desde hace casi dos meses, designó a principios de marzo a Ricardo Hausmann, un respetado economista de Harvard radicado en Estados Unidos, como representante de Venezuela en el BID.

El organismo, principal fuente de financiamiento para proyectos de desarrollo en Latinoamérica y el Caribe, aprobó el nombramiento el viernes, según un comunicado enviado a la AFP.

“Los gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo aprobaron hoy una resolución que reconoce el nombramiento del señor Juan Guaidó de Ricardo Hausmann como Gobernador del BID para Venezuela”, indicó el texto.

“En una votación separada, los gobernadores de la Corporación Interamericana de Inversiones (conocida como IDB Invest), el brazo de préstamos del sector privado del Grupo BID, también aprobaron el nombramiento de Hausmann”, agregó.

El nombramiento de Hausmann es efectivo “de inmediato”, dijo la institución.

Un número suficiente de gobernadores ya ha aprobado la nominación, aunque la votación electrónica no se cierra oficialmente hasta las 18:30, dijo el banco.

En el BID las decisiones deben obtener más del 50% de los votos, teniendo en cuenta que estos están ponderados al capital de los países.

Washington tiene el 30% del poder de voto en el directorio del BID, frente al 50% combinado para los miembros de América Latina y el Caribe, de los cuales Argentina y Brasil tienen el 11% cada uno.

Estados Unidos, Argentina y Brasil están entre los países que reconocen a Guaidó e impulsan la salida de Maduro, cuya reelección no reconocen por considerarla como el resultado de elecciones fraudulentas.

“Un primer paso”


“Es un primer paso que va a permitir empezar a hacer un trabajo de planificación y de preparación, y obviamente la efectividad real de cualquier financiación depende de si efectivamente sale Maduro”, dijo a la AFP el analista Mariano de Alba, un abogado venezolano experto en temas internacionales.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo a principios de febrero de 2019 que esperaba el posicionamiento de sus Estados miembros sobre el reconocimiento del gobierno de Venezuela antes de evaluar cualquier asistencia a ese país.

Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (Parlamento) elegida en 2015, se autoproclamó presidente encargado el 23 de enero, invocando la Constitución y comprometiéndose a organizar nuevas elecciones, luego de que el Legislativo declarara “ilegítimo” el mandato de Maduro.

Los críticos de Maduro, sucesor del fallecido Hugo Chávez, lo responsabilizan además de la debacle económica que atraviesa la otrora potencia petrolera.

Venezuela, declarada en cesación de pagos parcial en noviembre de 2017 por varias agencias calificadoras, está sumida en una crisis económica sin precedentes, marcada por una hiperinflación galopante que el FMI prevé en 10 000 000% este año, y una severa escasez de productos básicos.

Hausmann, que entre 1994 y 2000 fue economista jefe del BID, dirige actualmente el Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard.

Antes fue ministro de Planificación en Venezuela y jefe de la Oficina Presidencial de Coordinación y Planificación (1992-1993) durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez.

El importante paquete de reformas económicas implementado entonces fue el foco de un intento de golpe de Estado dirigido en 1992 por Chávez, quien fue encarcelado, pero acabó siendo elegido presidente en 1999.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)