25 de febrero de 2020 23:08

Acosado por críticas, Bernie Sanders dice en debate demócrata que en Cuba hay dictadura

El precandidato demócrata Bernie Sanders dijo este 25 de febrero del 2020, tras ser objeto de críticas por declaraciones en favor de Fidel Castro, que en Cuba hay una dictadura. Foto: AFP.

El precandidato demócrata Bernie Sanders dijo este 25 de febrero del 2020, tras ser objeto de críticas por declaraciones en favor de Fidel Castro, que en Cuba hay una dictadura. Foto: AFP.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Bernie Sanders, líder en la carrera demócrata por la nominación a la Casa Blanca, dijo que en Cuba hay una dictadura luego que en un debate con sus rivales fue blanco de críticas por alabar el programa de alfabetización de la isla comunista.

“Yo me he opuesto al autoritarismo en todo el mundo”, dijo Sanders en el debate realizado en Charleston, Carolina del Sur, donde el sábado se celebran lecciones las que Sanders llega en una posición cómoda tras haber ganado en New Hampshire y en Nevada.

“Claro que hay una dictadura en Cuba”, afirmó, recalcando que sus comentarios no son tan diferentes a declaraciones hechas por el expresidente Barack Obama, que inició un acercamiento con La Habana en 2014.

Sanders enfrenta una ola de críticas de sus rivales desde el domingo cuando fue consultado en el programa de TV '60 Minutos' sobre comentarios que hizo hace tres décadas sobre países como Cuba, en particular destacando que Fidel Castro había mejorado enormemente la educación.

“Nos oponemos mucho a la naturaleza autoritaria de Cuba, pero es injusto decir que todo es malo”, señaló sobre la revolución liderada por Castro en 1959.

Aunque condenó el trato a “disidentes presos” en la isla, sus afirmaciones dispararon las críticas de los otros contendientes y de los legisladores demócratas en Florida, un bastión de los cubanos anticastristas y un estado bisagra clave para ganar la Casa Blanca.

“Creo que es una buena idea ser honestos sobre la política exterior estadounidenses y eso incluye el hecho de que Estados Unidos derrocó gobiernos por todo el mundo en Chile, en Guatemala, en Irán y cuando las dictaduras, ya sea en China o Cuba, hacen algo bueno, uno lo reconoce”, dijo Sanders durante el debate.

El exvicepresidente Joe Biden dijo que el contexto en que se expresó Obama había sido diferente, ya que estaba en el extranjero y dijo que el exmandatario nunca aceptó a “regímenes autoritarios”.

Ante la ola de críticas que recibió Sanders por sus políticas y los planes para implementarlas, Elizabeth Warren lanzó un flotador destacando que comparte con él la agenda progresista pero remarcó que tienen profundas diferencias sobre los detalles de sus respectivos programas.

Sanders defiende una reforma al sistema de salud para dar una cobertura universal, un alza del salario mínimo a  USD 15 y un mayor acceso a la educación universitaria.

“Yo me empapé en los detalles”, dijo la senadora. “Los progresistas sólo tienen una oportunidad”, agregó.

En su defensa, Sanders destacó que las encuestas lo dan como ganador frente a Trump y citó un estudio de la Universidad de Yale que explicó que un plan de seguro universal de salud salvaría 68 000 vidas cada año y supondría un ahorro de USD 450 000 millones.

El senador por Vermont, que gestiona su campaña gracias a las donaciones individuales de particulares, criticó a Biden y a Buttigieg por recibir aportes de millonarios.

Biden, de 77 años, se juega mucho en este debate y en las primarias del sábado.

El otrora brazo derecho de Obama espera un buen resultado en Carolina del Sur, un estado en el que la población afrodescendiente es casi la mitad del electorado.

Según el sondeo Reuters Ipsos el apoyo para Biden entre los votantes afrodesciendientes a nivel nacional bajó diez puntos en las últimas semanas a 23% mientras que Sanders ganó siete puntos liderado con 26% de las preferencias.

Tras decepcionantes resultados en Iowa y New Hampshire, Biden levantó cabeza en Nevada. Pero el debates anteriores su desempeño fue decepcionante y en campaña siguió teniendo los tropiezos verbales que sus rivales le reprochan.

El lunes dijo a sus rivales que estaba en campaña para el Senado, donde tuvo un escaño durante 36 años hasta que asumió como vicepresidente de Obama en 2009.

Su ventaja de casi 15 puntos en las encuestas de Carolina del Sur se esfumó en pocas semanas y Sanders ya le pisa los talones.

“Si ganas de forma decisiva Carolina del sur, preparas el Super Martes y te conviertes en el gran favorito”, auguró el influyente congresista Jim Clyburn en alusión a los comicios simultáneos que se realizarán el 3 de marzo en 14 estados.

El multimillonario y filántropo Tom Steyer, que ha destacado en recientes debates, se ha concentrado en la comunidad afrodescendiente del estado a base de publicidad y mitines.

Con esa estrategia podría conseguir el tercer lugar en la intención de voto, según el sitio RealClearPolitics.

En el debate, Steyer se pronunció a favor de las reparaciones para comunidades víctimas de la esclavitud.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)