Jorge Glas debe más de USD 7,8 millones por actos de…
Facturación digital ya es total en Ecuador
Nueva Zelanda procesa a mujer por el asesinato de su…
Resumen de la jornada noticiosa de este 29 de noviembre
Pico y placa en Quito: Restricciones para este miérc…
El nuevo Ministerio de la Mujer y Derechos Humanos e…
Metro de Quito operará desde el 21 de diciembre de 2…
La Asamblea aprobó proyecto para derogar la reforma …

Un bebé y su padre fueron asesinados con disparos en el norte de Guayaquil; la madre está hospitalizada

Los agentes acordonaron el lugar en donde se registró el ataque armado a una familia, dentro de un auto en Guayaquil. Foto: Cortesía Policía Nacional

Los agentes acordonaron el lugar en donde se registró el ataque armado a una familia, dentro de un auto en Guayaquil. Foto: Cortesía Policía Nacional

Hombres armados dispararon a una familia en Guayaquil, cuando una pareja y su bebé se movilizaban en un vehículo la noche del domingo 10 de febrero del 2019. Foto: Cortesía Policía Nacional

La lluvia no impidió que hombres a bordo de un vehículo blanco interceptaran a los integrantes de una familia y les dispararan. Las balas impactaron a un bebé de un año de edad, a su padre y a su madre. El hecho violento ocurrió a las 22:00 del domingo 10 de febrero del 2019, en las calles Isidro Ayora, en Bastión Popular, en el norte de Guayaquil.

El infante y su padre fallecieron mientras que su madre fue llevada a un hospital donde permanece con pronóstico reservado.

El capitán Santiago Guzmán, de la Unidad de Criminalística, detalló que en el lugar se encontraron 17 casquillos de bala y tres municiones deformadas. Los cuerpos de padre e hijo fueron llevados hasta la morgue de la ciudad para la respectiva autopsia.

Los agentes acordonaron el lugar en donde se registró el ataque armado a una familia, dentro de un auto en Guayaquil. Foto: Cortesía Policía Nacional

La Policía informó que el bebé habría recibido un disparo en el cráneo, mientras que el padre tenía aproximadamente siete impactos de bala en el cuerpo. 

Las víctimas circulaban a bordo de un vehículo negro cuando fueron asesinados. Los vidrios del automotor quedaron destruidos. Según información policial, el crimen se habría perpetrado después de una amenaza que aparentemente recibió el padre de familia desde diciembre del 2018.