13 de agosto de 2019 00:00

Los envíos de banano crecieron un 4% en el primer semestre de 2019

En el país existen unas 300 000 hectáreas de banano, plátano, orito y otras musáceas.

En el país existen unas 300 000 hectáreas de banano, plátano, orito y otras musáceas. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 19
Redacción Guayaquil
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El sector bananero fue uno de los que registró crecimiento en el primer semestre de este 2019, pero esto no fue suficiente para recuperar su liderazgo como primer producto de exportación no petrolero que perdió desde el 2017. En ese año la fruta perdió terreno frente al camarón.

El sector exportó en el primer semestre de este año USD 1 706 millones, un 4% más frente a iguales meses del 2018.

Ecuador abastece de fruta a 43 mercados. Los principales fueron Rusia, EE.UU., China y la Unión Europea, aunque en el primer semestre perdió terreno en los dos primeros.

Según la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE), el consumo de banano ecuatoriano en este EE.UU. cayó 2%, debido a que Guatemala, Costa Rica y Colombia ofrecen un banano más barato. El mercado ruso cayó por la pérdida del poder adquisitivo del rublo, ocasionado por sanciones económicas de EE.UU. y de la UE.

Un factor que afectó en este año a la fruta fue la apreciación del dólar, que hace que el país sea más caro frente a sus competidores.

Para Daniel Legarda, presidente de la Federación de Exportadores del Ecuador, la logística en el país, además, es costosa respecto a otros países. Colombia, por ejemplo, tiene la ventaja de tener un puerto en el Atlántico y no pasar por el Canal de Panamá, lo que es un ahorro. En costo de contenedores, según Legarda, Ecuador un 20% más caro.

Exportaciones bananeras


China compensó esta situación. Hasta junio, los envíos de la fruta a ese destino representaron el 6,8%, el doble de lo que pesaba en los primeros seis meses del año pasado.

El sector enfrenta, además, dos riesgos recientes.

El primero es el devastador hongo Fusarium Raza 4 (Foc R4t). Tras la confirmación de la presencia de este patógeno en el departamento La Guajira, en Colombia, los productores bananeros propusieron acciones para evitar su ingreso a territorio ecuatoriano.

La Asociación de Productores Bananeros del Ecuador (Aprobanec) remitió al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y a la Presidencia un documento con 12 propuestas para combatir el Foc R4t. Entre las medidas está la creación de cercos regionales de protección. Es decir, la fumigación y la esterilización de vehículos en los pasos fronterizos, y la aplicación de medidas orgánicas (microorganismos en el suelo) para neutralizar el hongo.

El gremio también plantea crear el Instituto Nacional de Banano (Ineban) para monitorear la productividad del sector e investigar sobre nuevas variedades que sean resistentes a enfermedades.

Un segundo factor de riesgo es una reforma que amenaza con limitar al sector, según productores. Los productores bananeros sostienen que la reforma a la Ley, que tiene más de 20 años de vigencia y que analiza la Asamblea, es restrictiva.

El artículo 8, que fija la prohibición de sembrar nuevas hectáreas de banano, plátano y orito, es uno de los que más inquieta. Según Gustavo Marún, director de Agroban, la permanencia de este artículo afecta al crecimiento del sector, la generación de empleo, la inversión y la libre competencia.

En el país hay 300 000 hectáreas de musáceas, las cuales dan trabajo al 17% de la población económicamente activa.

La propuesta de ley también contempla la prohibición para sembrar nuevas hectáreas de banano. El artículo 7 detalla que solo en el caso de interés nacional, debidamente fundamentado por la Presidencia de la República y aprobado por la Asamblea, se autorizará la siembra de nuevas hectáreas.

El informe del proyecto de Ley está listo y solo espera fecha para que el Pleno lo discuta, informó Lenín Plaza Castillo, presidente de la Comisión de Soberanía Alimentaria.

El legislador explica que la intención de limitar las hectáreas sembradas era impulsar una mayor productividad en el sector. Según datos oficiales, el rendimiento del sector creció solo ligeramente en los últimos cinco años. Este indicador pasó de 37 toneladas por hectárea en el 2013 a 40,6 el 2018.

Plaza Castillo precisó que el proyecto, sin embargo, puede ser revisado a propósito de la alerta generada por el Fusarium. “No sabemos si ahora será lo más conveniente limitar la expansión del sector”, dijo e informó que tienen previsto reunirse con el MAG.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)