9 de noviembre de 2018 00:00

Baja concurrencia de los aspirantes a cupos de taxis en Quito

Ocho abogados reciben carpetas de los postulantes que debían subsanar documentos presentados la primera vez. Foto: Galo Paguay / El Comercio

Ocho abogados reciben carpetas de los postulantes que debían subsanar documentos presentados la primera vez. Foto: Galo Paguay / El Comercio

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Ana María Carvajal

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hasta hoy podrán presentar sus documentos los aspirantes a los 8 693 nuevos cupos de taxis en Quito.

En el centro de capacitación de la Agencia Metropolitana de Tránsito, en el Bicentenario, se recibe desde el lunes y hasta las 17:00 de hoy, las carpetas de las personas que participaron en la primera parte del proceso de regularización y que resultaron no idóneos. Se trata de postulaciones que presentaban problemas subsanables.

En la jornada se recibirán documentos de candidatos cuyas cédulas terminen en 9 y 0, y de rezagados. En la primera parte del proceso, realizada el año pasado, se entregaron certificados de idoneidad a 10 270 informales. Tras la finalización de esa fase, 300 presentaron un recurso de reposición y recibieron el documento.

Otros 7 100 aspirantes recibieron una notificación de no idóneo y esta es su segunda oportunidad. Hasta ayer, solo 1 499 habían llevado su carpeta. Entre ellos está Luis Fernando Sánchez, quien maneja un taxi desde el 2009, en Yaruquí. Él intentó regularizar su unidad en el 2011, pero no lo logró. “Mi carro estaba a nombre de mi hija y no organicé bien la carpeta. Ahora espero lograrlo”.

A él le faltó un certificado de no pertenecer a las Fuerzas Armadas, aunque dice que sí lo entregó la primera vez. Ahora consiguió un certificado que la Agencia le entregó, como constancia de que su carpeta estaba completa. Ese documento no significa todavía idoneidad, explica Pedro Abril, director de Registro y Administración Vehicu­lar. Se trata de un papel que entrega uno de los ocho abogados contratados. Ellos luego lo estudiarán.

Abril señala que el principal problema en las carpetas fue el documento que justificaba que el aspirante trabajaba como taxista desde antes del 2013. Esta es su nueva oportunidad para probarlo adecuadamente.

El Concejo diseñó un instructivo para mejorar los procesos en la subsanación. Rodman Romero, asesor legal de la AMT, sostiene que se establecieron parámetros para agilitar la revisión de documentos y llevar un control.

El primer filtro está al ingresar. Ahí, personal de la Agencia constata que la carpeta esté completa y con los requisitos en orden. En la siguiente sala están los abogados, dos de ellos capacitados en detección de documentos falsos. Además, hay cámaras con 360 grados de rotación, para vigilar que los procedimientos se cumplan sin anomalías.

Los videos son monitoreados desde un centro de mando. Abril y Romero pueden revisarlos desde el celular. Así se evitan aglomeraciones y la presencia de tramitadores.

Los concejales pueden observar el trabajo o encargar la misión a su equipo. La edil independiente Luisa Maldonado envió una delegada y también ha visitado las instalaciones.

Piensa que es positivo que se hayan seguido las recomendaciones del Concejo para mejorar el proceso. Lo que aún no está definido es qué pasará con la cantidad de idóneos por encima de los 8 693 cupos establecidos en la ordenanza.

El Concejo resolvió que la Secretaría de Movilidad actualizara el estudio para conocer la demanda real de taxis en la ciudad. Con base en esos resultados, se decidirá si se procede con la regularización de todas las personas que han logrado el certificado de idoneidad, a través de una reforma a la ordenanza. De lo contrario, deberá definir el mecanismo de selección de los beneficiarios de los nuevos cupos, hasta cumplir con la cifra establecida.

El plazo para cerrar esta fase se cumple a fin de mes. Ahí se sabrá cómo seguirá el proceso, pero eso inquieta al gremio.

Fernando Valdez, quien representa al taxismo ejecutivo, afirma que hay molestia por las demoras. Además, hay taxistas que invirtieron en mejoras de sus vehículos para homologarlos, pero podrían quedar fuera.

Según su criterio, no debería incrementarse la cifra que consta en la ordenanza, pero debe haber una alternativa para los perjudicados.

Eso también le preocupa a Francisco Jitala, quien llevó todos los documentos conforme a lo estipulado, incluido uno que en la primera oportunidad no notarizó. Él confía que conseguirá el certificado de idoneidad para poder, luego, regularizar su unidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)