22 de agosto de 2019 00:00

Gobiernos locales de Azuay, Loja y Cañar ajustaron presupuestos

El Municipio de Cuenca destinará USD 44 millones a la operación del tranvía, que aún no tiene fecha de operación. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

El Municipio de Cuenca destinará USD 44 millones a la operación del tranvía, que aún no tiene fecha de operación. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lineida Castillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El sinceramiento de las cuentas y la priorización de las obras fueron debatidos en la aprobación de los presupuestos anuales, por los actuales concejos cantonales de las provincias de Azuay, Loja y Cañar. Con excepción de Cuenca, el resto de cantones azuayos tendrá montos similares a los del 2018.

El Municipio cuencano manejará USD 59,3 millones menos para el ejercicio fiscal del 2019, en relación con el cálculo de la administración anterior. El tranvía ocupa el segundo rubro de inversión, con USD 44 millones, que se destinarán a la operación, aunque aún no hay fecha de inicio.

La obra física está literalmente abandonada y cada mes cuesta USD 157 000 por sueldos de 112 empleados, gastos administrativos, servicios básicos, uniformes, seguridad industrial y otros rubros.

Esa fue la principal preocupación de los concejales. Para el edil Daniel García, la única forma de que deje de ser un gasto es que funcione y genere ingresos propios. “La situación es muy complicada”.

La prioridad es la obra pública, con USD 88 millones. Según el alcalde Pedro Palacios, el presupuesto se redujo porque no se cuenta con recursos provenientes de créditos, porque estos ya fueron usados en el 2018 por la administración anterior. Además, el año pasado usaron ingresos por la Tasa de Contribución de Mejoras que correspondían al 2019.

83 obras de las más de 150 previstas por la administración anterior fueron consideradas en este nuevo presupuesto. El resto de planes debe esperar, como la readecuación del Colegio Febres Cordero, que es un edificio patrimonial que está en malas condiciones.

Tampoco se construirán los intercambiadores de tránsito en la avenida De las Américas ni se repararán vías como la avenida Del Migrante. Eso preocupa a María Cedeño, quien lleva años esperando por esta obra. “Otra vez nos postergan”.

En Gualaceo, que es el segundo cantón más grande de Azuay, se aprobó el presupuesto con un incremento de USD 1 millón en relación con el prorrogado, porque recibirá un primer desembolso de un crédito aprobado. Además, se prevé mejorar la recaudación por predios y patentes.

Esos recursos, dijo la directora Financiera, Eva Flores, se destinarán a atender la vialidad y obras complementarias de la nueva terminal terrestre, que fue inaugurada en mayo pasado, pero no funciona por falta de equipamiento y por el asfaltado de la vía de acceso.

Para Flores, la prioridad será honrar las deudas, liquidar los compromisos adquiridos con los proveedores y concluir los proyectos iniciados por la anterior administración. “El 2020 pensaremos en las nuevas obras que necesita el cantón”.

En la misma línea trabajan los cantones Paute y Santa Isabel. El primero arrastra una deuda de USD 4,5 millones desde el 2008, por pagos pendientes a contratistas, bomberos, servicios públicos, recolección de basura y otros.

El Concejo Cantonal de Santa Isabel tenía previsto analizar -la tarde de ayer- una reforma al presupuesto aprobado hace una semana, que marcará otro incremento, anticipó el director Financiero, Paúl Álvarez.

En cambio, la directora Financiera de la Municipalidad de Paute, Sandra Rivas, dijo que no pueden hacer nuevas inversiones porque el 47% de los recursos del 2019 ya estaba comprometido y ejecutado. “En lo que resta (del año), priorizaremos los proyectos de agua potable y saneamiento ambiental que estaban planificados”.

Los municipios de Loja y de Azogues también tendrán dificultades económicas en este año. El primero aprobó un presupuesto de USD 103 millones, pero del rubro de inversión solo quedan USD 2 millones, porque el resto se comprometió en el primer semestre, dijo el vicealcalde, Nixon Granda.

También le preocupa que cerca de USD 20 millones del presupuesto corresponden a deudas por cobrar, por notas de créditos y multas incobrables (infracciones de dueños de inmuebles), que deben darse de baja en este mismo año.

Azogues aprobó un presupuesto de USD 36,3 millones, de los cuales 23,5 millones se usarán en obras y proyectos planificados desde el 2018, como el arreglo de las avenidas 16 de Abril y De la Virgen. También, el puente en el sector del Hospital Homero Castanier.

En contexto

Los 221 municipios del país prorrogaron los presupuestos del 2018 para este año, debido al cambio de las autoridades seccionales en función de las elecciones de marzo pasado. La mayoría de cabildos, además de las prefecturas, se acogió a esa proforma.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)