2 de abril de 2020 21:20

Vecinos organizados ayudan a hacer compras a adultos mayores

Vecinos de algunos sectores se han organizado para asistir a adultos mayores que necesitan adquirir productos de primera necesidad o medicinas para que ellos no tengan que salir de sus viviendas. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Vecinos de algunos sectores se han organizado para asistir a adultos mayores que necesitan adquirir productos de primera necesidad o medicinas para que ellos no tengan que salir de sus viviendas. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Redacción Quito

Adquirir alimentos o artículos de primera necesidad se ha convertido en una difícil tarea para los adultos mayores, ya que por su edad forman parte de la población más vulnerable frente al covid-19. A pesar de este impedimento, hay quienes abandonan sus hogares y se aventuran hacia centros de comercio para adquirir los insumos.

Germania Zurita, de 76 años, cuenta que ha tenido que salir de su casa hacia un supermercado para adquirir productos de primera necesidad y medicinas. El sábado 28 de marzo del 2020 salió de su casa junto a su esposo, también de la tercera edad, se colocó guantes y mascarilla y fue a la farmacia en busca de su medicamento para la artrosis, pues ella debe tomarlo diariamente.

Zurita, luego de salir de la farmacia, se dirigió hacia un supermercado en Tumbaco, al oriente de la capital. Allí un funcionario cuestionó su presencia en el lugar y le mencionó que debería permanecer en su domicilio. Para lograr acceder, argumentó que únicamente vive con su esposo.

La mujer cuenta que la mayoría de veces es su hija quien le ayuda con las compras y se las deja en su casa, pero no siempre ocurre por lo que hay ocasiones en las que no le queda otra opción que salir.

Rosa Cuenca, de 71 años, vive una realidad similar. Ella reside en el sector de la Mena II, al sur de la ciudad. Relata que vive sola en su hogar aunque sus hijos le ayudan con las compras. A pesar de ello, vive en constante preocupación pues los ahorros con los que contaba han empezado a escasear y no ha podido acudir al banco debido a la restricción de movilidad. Cuenta que su forma de vida se ha visto afectada ya que no ha podido realizar sus actividades cotidianas.

En barrios de la ciudad, moradores se han organizado para ayudar a estos grupos de la población. En la Vicentina, al centro norte de la urbe, los vecinos de avanzada edad pueden pedir ayuda por medio de un grupo de WhatsApp.

Ruth Conde, presidenta de este barrio, manifiesta que ya se ha ayudado a miembros de la población y la tercera edad. Por ejemplo, uno de los moradores le ayudó a comprar gas a un adulto mayor.

En sectores como Carapungo se ha llegado a alianzas con instituciones privadas para que éstas puedan transportar las compras hacia las casas de personas de este grupo vulnerable.

Nelson Maldonado, director del Patronato San José, cuenta que el transporte y provisión de alimentos de primera necesidad para los adultos mayores está dentro de los servicios que la institución brinda durante la emergencia sanitaria.

Las personas que desean beneficiarse de este servicio pueden llamar al 1800 510 510 y a las líneas del Patronato.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)