23 de September de 2009 00:00

El avión militar bajó a 9 800 pies antes de hora

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

RedacciónJudicial
 judicial@elcomercio.com

La  Junta Resolutiva de Accidentes del Ejército ratificó ayer el informe de la Junta Investigadora de Accidentes  (JIA), que investigó el estrellamiento del avión Beechcraft en el edificio Linda Vista, en el sector de la González Suárez, en  Quito.

El accidente ocurrió el 19 de marzo, cerca de las 17:20, y segó siete vidas (cinco ocupantes de la nave del Ejército y dos personas que estaban en el edificio).

Según la Junta, el factor humano fue la causa probable del siniestro, “debido a la inadecuada ejecución de los procedimientos instrumentales durante la aproximación ILS  al aeropuerto Quito, por parte de la tripulación, lo cual dio como resultado una pérdida de conciencia situacional que culminó en el accidente”.

En el Ejército se proporcionó una grabación de video, que muestra el flujo aéreo registrado desde que la avioneta Beechcraft se acerca al cono de aproximación del aeropuerto Mariscal Sucre hasta que desaparece del radar. La toma es el registro de la Torre de Control, del 19 de marzo.

Allí se evidencia que la tripulación de la aeronave ingresó al cono de aproximación del aeropuerto  a 12 300 pies de altura. Para tocar pista en el Mariscal Sucre debía descender hasta 9 120 pies. A la altura de Guápulo, la nave debía mantenerse a 10 800 pies, pero descendió  a 9 800 y se estrelló, en medio de la niebla.  

En el audio del diálogo entre el operador de la Torre de Control y el piloto  informa que no tiene buena visibilidad. Cuando la nave de placas AEE-101 pasa sobre Monjas, el operador dice a la nave: “Se encuentra sobre el VOR  de Monjas Sur, en la trayectoria de aproximación. Confirme, ¿está con pista a la vista?”. El piloto responde: “Negativo señor”.

Luego,  desde la Torre de Control se vuelve a preguntar: “Ejército 1-0-1, notifique con pista a la vista”. “Recibido señor, notificaremos con pista a la vista el 1-0-1”. Veinte segundos después, la nave desaparece del mapa.

En los siguientes segundos, el audio está cortado. De pronto se escucha que desde la Torre se pide a la tripulación del avión de Ícaro, que se apresta a tomar el cono de  aproximación, que le reporte   si visualiza al Beechcraft.

Según la Junta, en el vuelo del Beechcraft se incluyó a Jorge Z. como copiloto, aunque  él no cumplía con    requisitos del reglamento de  regulaciones para   operaciones de la Aviación del Ejército.  Además, antes de salir del aeropuerto de San Vicente, en Manabí, la tripulación no se  informó de las condiciones climáticas.

La Fiscalía abrió una indagación, que es dirigida por el fiscal Henry Estrada, de la Unidad de Delitos Contra la Vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)