15 de June de 2009 00:00

El avance rural sale de las urnas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Los pobladores de las 33 parroquias rurales del Distrito  Metropolitano de Quito  acudieron ayer a las urnas para elegir a los miembros de su Junta Parroquial.

Esta es la tercera ocasión en que la elección de estas dignidades se hace a través de comicios con carácter de obligatorio. Antes los dirigentes eran seleccionados en una asamblea.

“Este cambio en la manera de elegir a las autoridades de las parroquias da más importancia a estos sectores. Ahora, estos presidentes están a la par que cualquier dignidad de las zonas urbanas y se les puede exigir”, señaló León Espinoza, sociólogo.

La Constitución vigente también establece que los miembros de las Juntas Parroquiales perciban un salario. En el pasado  esta labor no tenía remuneración. Por ello,  los candidatos para esta dignidad han crecido. “Es la primera vez que tenemos cinco listas terciando en esta parroquia”, señala Clara Moreano, moradora
de Alangasí. Ella vive ahí  desde hace 35 años.

Espinoza refiere  que en las parroquias es  en donde interviene la comunidad. “Son  los moradores los  encargados  de elegir a los candidatos más opcionados  y no  aquellos que solo van tras un sueldo”. Los resultados se entregarán en 72 horas, según el Consejo Nacional Electoral.


Alangasí quiere salir del olvido

Alangasí está de fiesta, pero los pobladores pararon sus celebraciones para ir a depositar su voto. Desde las 07:00 llegaron hasta la Escuela Teodoro Wolf, ubicada en el centro de la parroquia.

“Esta es una de las zona más olvidas del Distrito. Somos la última rueda del coche y ahora queremos que nos ayuden”, indica Bolívar Morales, quien vive en el sector desde  1974.
 
Según un estudio de la Junta Parroquial, el 50% de la zona tiene problemas de vialidad. Es decir, las vías no están expeditas. Así también el 30% no cuenta con servicios básicos como el alcantarillado, agua potable, energía, etc.  
 
En esta parroquia que queda a 20 minutos de la urbe habitan unas 18 000 personas.
 
Las ofertas para la zona  de las seis listas que participaban se basaron en  mejorar los servicios y en hacer conocer a la parroquia. Para eso tienen un plan: potenciar las artesanías y la cultura, pues en el sector hay muchos músicos, pintores, alfareros, tejedores, etc.
 
Pese a las ofertas hubo muchos vecinos que no conocían a ningún candidato y solo sufragaron por la papeleta de votación.

Nayón pide más seguridad

La Escuela Costa Rica de Nayón fue el recinto hasta donde se dirigieron los pobladores de esta parroquia para sufragar.

Muchos de ellos iban a depositar su voto convencidos de que eso les serviría para cambiar su realidad. “El nuevo presidente debe mejorar la seguridad de la zona porque hay muchos robos. Hace poco hicimos una asamblea en el  barrio para hacer la lista de necesidades y también nos interesa que mejore la salud”, señaló Galo Pillago, quien vive en el sector desde hace 63 años.

Nayón  fue conformada en 1943. Desde esa fecha se ha caracterizado por su organización. No obstante, el crecimiento también ha hecho que aumenten sus necesidades. “Ahora queremos que se tome en cuenta a los anejos, porque allá no llegan ni alcaldes ni presidentes de juntas, nadie. Queremos que eso cambie”, señala Lucinda Anaguano, pobladora. Los ofrecimientos de campaña son muchos. En los que han coincido las ocho listas que terciaban por ser ganadoras es en mejorar la vialidad, impulsar a la parroquia turísticamente y en  conformar brigadas de seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)