18 de agosto de 2020 00:00

1 386 autos están retenidos en los patios de Quito; hay quejas de los usuarios

David Vizcaíno busca retirar su auto, que se encuentra en el patio de Las Cuadras, en el sur de Quito.

David Vizcaíno busca retirar su auto, que se encuentra en el patio de Las Cuadras, en el sur de Quito. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 0
Ana Belén Rosero
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las oficinas están cerradas. Pese a eso, los usuarios acuden a diario a la Fiscalía de Tránsito de Quito. Piden la devolución de sus autos retenidos tras un choque.

Unos dicen que esperan hasta dos meses y que no lo logran. Otros han llevado los documentos e indican que tampoco liberan su bien.

Los despachos de la capital permanecen sin atención al público para prevenir la propagación del covid-19. En el resto de ciudades del país sí están abiertos, y además se habilitaron ventanillas virtuales para evitar el virus.

Richard Ramírez asegura que todo se complica en estos días. Su vehículo está retenido desde el 21 de junio, cuando tuvo un percance en la Universidad Central.

Cuenta que dos semanas después le asignaron un fiscal, y que por medio de un correo remitió un pedido para que se le extendiera una autorización de retiro. Sin ese documento, firmado por el agente, no se puede sacar ningún automotor de los patios.

Asegura que en la solicitud adjuntó las copias de matrícu­la, cédula y certificado único vehicular, pero que el 27 de julio recibió un correo en el que le pidieron que enviara nuevamente esos papeles. “Necesito llevar a mi madre a las citas médicas y comprar medicamentos, pero no lo puedo hacer. Por eso es mi desesperación, pues ella sufre de párkinson”.

Los usuarios se quejan porque las autorizaciones no se extienden rápidamente.

Fiscalía confirma que hay retrasos en ese trámite, pero asegura que aquello se debe a que la gente envía incompleta la documentación y que eso impide comprobar que sean propietarios.

Carlos Piedra pidió a la Fiscalía la autorización de retiro, pero asegura que todavía no tiene el aval.

Carlos Piedra pidió a la Fiscalía la autorización de retiro, pero asegura que todavía no tiene el aval. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO


En las afueras de la oficina de Tránsito de Quito todos comentan sobre la demora.

Ahí está David Vizcaíno. Su auto se encuentra en el patio de Las Cuadras, en el sur. Fue trasladado a ese lugar el 10 de junio, luego de un accidente en la Villa Flora.

Cuenta que una semana después acudió por primera vez a las oficinas, pero que todo estaba cerrado. Solo un guardia le indicó que la atención al público se suspendió desde el 16 de marzo y que debe enviar solicitudes o escritos por correo. “Mandé todo, pero hasta el momento no tengo respuestas”.

Carlos Piedra también pidió la autorización de retiro, pero aún no tiene el aval.

El 15 de abril chocó su camioneta con otro carro.

Tres días después envió la documentación por correo y solo le dijeron que el caso será analizado por una agente. “Cada semana acudo a la Fiscalía para pedir que agiliten mi trámite, pero todavía no tengo respuestas”.

Mientras los vehículos permanecen en las áreas de retención, los dueños deben pagar el uso de ese espacio: USD 3 diarios para livianos y 7 para pesados y de carga.

Para recuperar su automotor, Piedra dice que debe pagar USD 440 por el patio.

Asegura no tener cómo cancelar, pues sin la camioneta no ha podido trabajar como distribuidor de alimentos. En cambio, Vizcaíno debe cancelar USD 195 y USD 80 más por el uso de la grúa.

La Agencia Municipal de Tránsito-Quito (AMT) muestra que desde marzo, cuando estalló la crisis, a los nueve patios han entrado 3 948 autos accidentados. A la fecha quedan 1 386.

Francisco Arauz, director de Fiscalización de la Agencia, advierte que las multas o los retrasos en el pago de matrículas de años pasados también influyen en el momento de retirar sus bienes.

Durante los primeros meses de la pandemia, el trabajo presencial en la AMT estuvo suspendido. Arauz asegura que los usuarios no han obtenido el certificado único vehicular ni han realizado el traspaso de dominio para que consten como dueños. Recién el 22 de junio se habilitaron estos trámites.

En Guayaquil, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) asegura que no tiene este problema.

La entidad sostiene que desde que la ciudad pasó a semáforo amarillo, el 20 de mayo, se reanudó la atención en las entidades públicas y eso facilitó para que las personas realicen el trámite.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)