Miles de personas marchan en Londres en solidaridad …
Policía detiene a sospechoso del asesinato de ciudad…
Abogado de periódico El Nacional califica el embargo…
Abren los colegios electorales en históricos comicio…
Clínicas privadas de rehabilitación operan por años …
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 15 de mayo del 2021
Mayoría de barrios sigue con directivas prorrogadas en Quito
Pocos planes en el sector turístico para el feriado …

Australia reporta su primer muerto por covid-19 en más de cien días

Un conductor de skyBus ajusta su equipo de protección personal antes de ayudar a viajeros a bajar del autobús en Melbourne, Australia, el pasado 8 de abril de 2021. Foto: EFE

Un conductor de skyBus ajusta su equipo de protección personal antes de ayudar a viajeros a bajar del autobús en Melbourne, Australia, el pasado 8 de abril de 2021. Foto: EFE

Un conductor de skyBus ajusta su equipo de protección personal antes de ayudar a viajeros a bajar del autobús en Melbourne, Australia, el pasado 8 de abril de 2021. Foto: EFE

Australia, que se encuentra entre los países que mejor han gestionado la pandemia de la covid-19, registró este martes, 13 de abril del 2021, su primer muerto por coronavirus en más de cien días, lo que eleva la cifra total de fallecidos en su territorio a 910 personas.

El afectado, que falleció la víspera, es un hombre de 80 años que retornó de Filipinas y fue internado el pasado 25 de marzo en un hospital de la ciudad de Brisbane, informó este martes el gobierno del estado australiano de Queensland.

Según los registros del Ministerio de Salud de Australia, país que mantiene sus fronteras cerradas desde el inicio de la pandemia, el anterior fallecimiento por covid-19 fue incluido en el informe del 28 de diciembre.

Australia totaliza más de 29 400 contagios de covid-19, la mayoría de ellos a raíz de la segunda ola de coronavirus que se originó a mediados de 2020 por fallos en la seguridad de los centros de cuarentena de viajeros internacionales en la ciudad de Melbourne.

La buena gestión de la pandemia ha quedado empañada por la lenta campaña de vacunación en este país oceánico, que comenzó el 21 de febrero pero se ha visto lastrada por varios problemas como el retraso en las importaciones de vacunas, las inundaciones en marzo en la costa este y las dudas sobre los efectos secundarios del fármaco producido por AstraZeneca.

A pesar de las presiones para que se diversifiquen las vacunas disponibles en Australia, centradas en las dosis de AstraZeneca y Pfizer -las únicas que han sido aprobadas por sus autoridades-, el Ejecutivo de Camberra anunció este martes que no adquirirá la vacuna Johnson & Johnson por ser similar a la de AstraZeneca.