27 de agosto de 2018 00:00

La gasolina súper de 92 octanos se venderá en 15 días

Los usuarios acudieron ayer a las estaciones de servicio, antes de que suba la súper a USD 2,98. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO.

Los usuarios acudieron ayer a las estaciones de servicio, antes de que suba la súper a USD 2,98. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 36
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 2
Contento 14
Mayra Pacheco
Mayra Pacheco y Redacción Sociedad. (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde hoy (27 de agosto del 2018), las personas que emplean gasolina súper en sus vehículos deben pagar más por este derivado. En promedio, cancelarán entre USD 0,66 y 0,88 adicionales por galón, según la estación de servicio a la que acudan.

El galón de súper cuesta USD 2,98 desde las 00:00 de este 27 de agosto, en todas las estaciones de servicio del país.

Este incremento en el precio se produce tras las medidas económicas anunciadas por el presidente Lenín Moreno, la semana anterior. Aunque este planteamiento incluye también el aumento del octanaje, de 90 a 92, este último aspecto aún no se cumplirá.

Mientras no se termine el ‘stock’ de súper de 90 octanos en las estaciones, se seguirá despachando este producto, precisó el Gobierno a través del Decreto Ejecutivo 490 que viabiliza el aumento de precio de este combustible.

La empresa Petroecuador -encargada de producir y despachar derivados- ofrecerá súper de 92 octanos en alrededor de 15 días, informó Carlos Pérez, ministro de Hidrocarburos, Electricidad y Minas. “Esto variará más o menos según el ‘stock’ que tengan las terminales de despacho”.

Según el reporte del 23 de agosto pasado, Petroecuador tenía 141 351 barriles de gasolina súper disponibles para despachar hacia las terminales, donde luego se vende el producto a los distribuidores.

En promedio, la demanda diaria de súper en el país es de 15 873 barriles (500 000 galones), para el sector automotor, según la Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados de Petróleos del Ecuador (Camddepe).

Pero se estima que la demanda de súper podría variar tras el alza de precio, debido a que algunos usuarios optarán por la extra, que cuesta USD 1,50 menos que la súper.

Esta decisión de reemplazar la súper por la extra puede afectar al desempeño del motor del vehículo. Adolfo Pazmiño, ingeniero mecánico, mencionó que por la cantidad de plomo de la extra, el catalizador podría presentar problemas. El costo de una pieza nueva va desde los USD 800.

Además, debido a que el octanaje de la extra es menor (85) los vehículos pueden presentar un cascabeleo (vibración), que acelera el gasto de piezas en el motor (anillos y rines).

Otras opciones, como: mezclar extra con súper, alternar en el uso de estos combustibles o poner extra con aditivos, tampoco dan resultados.

Por esto, Pazmiño sugirió analizar las ventajas y desventajas que representa el cambio de combustible, sobre todo si se trata de vehículos nuevos.

Para ahorrar en las cargas de gasolina súper, algunos usuarios acudieron ayer (26 de agosto del 2018) a estaciones de servicios para llenar el tanque, antes de que entrara en vigor el nuevo precio.

En la gasolinera Primax ubicada en la avenida 6 de Diciembre y Gaspar de Villarroel, se informó que desde que se anunció la medida aumentó la venta de súper entre un 10% y 15%. Ayer no hubo aglomeraciones. El movimiento de usuarios que acudieron a llenar sus tanques fue regular.

Nined Vinueza, quien gasta hasta USD 20 en súper cada semana, mencionó que desde hoy tanquear su vehículo le representará un gasto mayor, pero no cambiará de gasolina.

Fernando González, otro usuario que visitó una estación de servicio el fin de semana, dijo que también seguirá usando súper en su carro, aunque hizo énfasis en que se debe mejorar la calidad de este derivado.

Para elevar el octanaje de la súper de 90 a 92 existen al menos tres alternativas, explicó Edmundo Brown, exvicepresidente de Petroindustrial.
Entre las opciones planteó agregar aditivos en la gasolina súper, cambiar la fórmula empleando componentes como el etanol o incluir un mayor porcentaje de naftas importadas (gasolinas) de mejor calidad.

La selección del método se debe hacer en función de estudios del mercado y de la calidad del ambiente, precisó Brown. “La decisión de aumentar el octanaje de la súper requiere de un estudio serio”.

El incremento de la calidad representará también un gasto adicional para el Estado, aunque esto sería menor que importar más naftas.

En este año, estaba previsto destinar USD 132,8 millones para subsidiar la gasolina súper, según la Camddepe. Pero este monto podría variar con la aplicación de la nueva medida.

Con el alza de la súper, el Gobierno espera generar un ahorro de USD 120 millones al año, que no incluye la revisión del precio del diésel industrial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)