18 de diciembre de 2020 10:13

El audio de WhatsApp de un alumno de Guachapala, en Azuay, enternece a usuarios de redes sociales

El audio de un niño de la zona rural de Guachapala enternece a las redes sociales. En su relato, el estudiante le dice a la profesora que no puede asistir a las clases virtuales porque debe ayudar a un animal que está en labor de parto. Foto: Archivo/ EL

El audio de un niño de la zona rural de Guachapala enternece a las redes sociales. En su relato, el estudiante le dice a la profesora que no puede asistir a las clases virtuales porque debe ayudar a un animal que está en labor de parto. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 5
Indiferente 10
Sorprendido 5
Contento 83
Mariela Rosero y
Lineida Castillo

"Profe Nancy buenas tardes. Le puedo decir que no puedo mandar el deber muy prontito, porque acabándose las clases mi Cuchi empieza a parir, y no sé hasta qué hora estará. Y como mi mami aún no llega del Paute tengo que estarle viendo ahí a la Cuchi, en cuanto acabe de parir ahí le envío el deber, espero que me entienda".

El contenido de ese audio, enviado a través de WhatsApp, a la maestra Nancy Monrroy, dura apenas 26 segundos. La voz es de Juan Gabriel, de quinto año de básica, estudiante de la Escuela Ciudad de Guachapala. El plantel está en el cantón del mismo nombre, ubicado en Azuay (sur del Ecuador) tiene unos 3 400 habitantes.

"Escuchen este audio, cómo no luchar con todas nuestras fuerzas para garantizar el derecho a la educación", comentó la ministra de Educación, Monserrat Creamer, entusiasmada y llena de ternura.

En Ecuador, desde mediados de marzo, por la pandemia del covid-19, las clases son no presenciales. En este ciclo lectivo 2020-2021 hay 3,3 millones de estudiantes matriculados en planteles públicos. No se conoce cuántos efectivamente han logrado conectarse con sus profesores, debido a restricciones de acceso a Internet y a equipos.


Un grupo ha tenido que dejar las ciudades y regresar al campo. En la última semana de septiembre algunos planteles, privados y rurales, han vuelto a clases presenciales, con planes pilotos.

La maestra Nancy Monrroy, de 32 años, contó a EL COMERCIO, que desde el miércoles 16 de diciembre del 2020, hace dos días, su alumno Juan Gabriel les contó que su chanchita estaba en labor de parto.

"Tengo bajo mi responsabilidad 23 alumnos. No he compartido ese audio. Desde la mañana, cuando ingresamos a clases, nos manifestó lo que pasaba". También, señaló la docente, que las clases son por la plataforma Zoom y que el niño les contó que tenía que dejar la conexión para estar pendiente de su animalito.

En las redes sociales se leyeron cientos de mensajes de reflexión de cómo los niños de la zona rural están más comprometidos con la ayuda en el hogar, de la inocencia del pequeño Juan para enfrentar esta situación y de que su acento provoca ternura y franqueza.

“El tema conecta maravillosamente con la ternura y las dificultades de la educación rural”, escribió en su cuenta de Twitter la docente universitaria, Caroline Ávila. Otros mensajes fueron: “morí de amor con este audio por su ternura y compromiso con su mamá, su chanchito y sus estudios”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (83)
No (21)