2 de noviembre de 2020 11:09

Atacames registra una baja asistencia de turistas en los primeros tres días del feriado

Los representantes de la Cámara de Turismo de Atacames coinciden en que las advertencias de los médicos del país sobre el rebrote de los casos de coronavirus hicieron que muchas familias decidan no venir a las playas. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Los representantes de la Cámara de Turismo de Atacames coinciden en que las advertencias de los médicos del país sobre el rebrote de los casos de coronavirus hicieron que muchas familias decidan no venir a las playas. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Marcel Bonilla

El pedido de los médicos de suspender el feriado por el aumento de la pandemia del coronavirus en el país, así como el cierre de cementerios para prevenir contagios por la enfermedad, incidió en la presencia de turistas en las playas de Esmeraldas.

Tres días después de iniciado el asueto por el Día de Difuntos e Independencia de Cuenca, los hoteles de Atacames apenas registraban un 15% de ocupación, mientras que en Tonsupa no llegaban al 10%.

Para este feriado habían habilitado 120 hoteles, 15 bares y 20 restaurantes para atender a los visitantes, como ocurrió el último puente vacacional, que movió la economía del sector turístico.

Los representantes de la Cámara de Turismo de Atacames coinciden en que las advertencias de los médicos del país sobre el rebrote de los casos de coronavirus hicieron que muchas familias decidan no venir a las playas.

El balneario de Atacames, que en el feriado por el 9 de octubre recibió una aceptable presencia de turistas con una ocupación del 40%, esta vez luce con pocas personas.

Por eso las operadoras que ofrecen viajes en lancha y deportes acuáticos permanecían con sus embarcaciones acoderadas en el área destinada por la Dirección Municipal de Turismo.

En Tonsupa se observa un poco más de movimiento, pero son dueños de departamentos que, pese a los anuncios, tomaron las medidas de bioseguridad y llegaron para pasar en familias el feriado.

Algo similar ocurre con la playa de Same, un poco más al norte de Atacames. Ahí también se observó la presencia de dueños de departamentos, pero nada comparado como el último feriado cuando había decenas de personas en el balneario disfrutando de la gastronomía el sector.

La directora Turismo de Turismo del Municipio de Atacames, Nancy Basurto, explicó que el temor a un mayor contagio de covid-19, limitó la presencia de los visitantes, que a última hora desistieron de las pocas reservaciones que había realizado en los hoteles.

Entre los dueños de bares, restaurantes y cebicherías del malecón de Atacames, hay un poco desánimo, porque de los tres feriados: 10 de agosto, 9 de octubre, 2 y 3 de noviembre, este último es el segundo más bajo, después de la reapertura de las playas del Atacames el pasado 5 de agosto.

Según un reporte de la Asociación de hoteleros de Mompiche, en Muisne, la poca asistencia de turistas también marcó la tónica durante el feriado que concluye este 3 de noviembre. “A pesar de todo continuaremos apostando por el turismo en medio de la crisis”, señaló Ramón Cotera, quien ofrece turismo ecológico en Mompiche.

Otro de los destinos turístico que no registró mayor presencia de visitantes es el balneario de Las Peñas, norte de la provincia de Esmeraldas. El alcalde de Eloy Alfaro, David Rosero, explicó que ese fue uno de los últimos balnearios turísticos en abrir, pero no ha podido tener la cantidad de turistas provenientes del norte del país y del sur de Colombia, como se esperaba.

Una de las cosas positivas del feriado ha sido el buen clima con temperaturas de 30C° en toda la costa esmeraldeña, donde se ha observado mucho turismo local, especialmente en la playa de Las Palmas de la ciudad de Esmeraldas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (2)