17 de julio de 2018 18:51

Assange y Correa, en la agenda de Lenín Moreno en su viaje a Europa

Lenín Moreno junto al Rey Felipe VI, en el Palacio de la Zarzuela, en diciembre del 2017. Foto: Cortesía: Presidencia

Lenín Moreno junto al Rey Felipe VI, en el Palacio de la Zarzuela, en diciembre del 2017. Foto: Cortesía: Presidencia

valore
Descrición
Indignado 121
Triste 3
Indiferente 3
Sorprendido 4
Contento 41
Mario Alexis González

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente Lenín Moreno prepara su octavo viaje internacional oficial desde que fue posesionado en mayo del 2017. El Mandatario estará entre el 22 y el 28 de julio en Europa. No no se han divulgado detalles de la agenda, pero se conoce que visitará Reino Unido y España.

El primer destino será el territorio británico, pero no se tratará de una vista oficial. El 24 de julio, Moreno prevé dar una charla en un evento de la Alianza de Personas con Discapacidades, en Londres.

Su viaje abre una puerta para cerrar las conversaciones sobre la situación de Julian Assange, asilado en la Embajada ecuatoriana en Londres desde el 19 de junio del 2012.

Este lunes 16 de julio del 2018, el diario británico The Guardian reveló que estos diálogos se están realizando “a alto nivel en una tentativa de remover a Assange de la Embajada de Londres”. Incluso, el reporte señala que el propio Alan Duncan, ministro de Relaciones Exteriores inglés, “está involucrado en el esfuerzo diplomático” para solucionar el caso desde las semanas anteriores a la visita de Moreno.

Assange se encontraba en el 2010 en Reino Unido cuando la justicia de Suecia pidió su extradición por un delito sexual, por lo que tenía que presentarse ante un juez británico. Al ingresar a la Embajada de Ecuador dejó de reportarse con el juez, lo cual es un delito en ese país. Pese a que Suecia dejó a un lado los cargos, Assange podría ser capturado por esta contravención en Londres y se teme que pueda ser extraditado a EE.UU., país que también lo requiere por divulgación de información clasificada a través del portal Wikileaks.

Adrián Bonilla, docente de Relaciones Exteriores en Flacso, aclara que no se puede echar a un refugiado cuando hay la suposición de una de las partes de una posible violación de derechos humanos. El ‘hacker’ espera que no se ejecute una posible extradición a Estados Unidos.

En este escenario, lo que corresponde, según Bonilla, es que las causas que condujeron al refugio de Assange desaparezcan. Es decir, el ‘hacker’ debe sentir que EE.UU. no quiere atentar en su contra.

Añade que, por esta razón, los diálogos no deben hacerse únicamente con el Reino Unido sino también con Estados Unidos. Moreno se reunió con el vicepresidente de ese país, Mike Pence a finales de junio, pero ninguno confirmó que el tema Assange fuera abordado.

Otro tema en la agenda es reposicionar la imagen del Ecuador en el extranjero. En las últimas semanas, el expresidente Rafael Correa ha tratado de posicionar en medios internacionales un discurso sobre una persecución política.

En una entrevista radial, Andrés Michelena, secretario de Comunicación, indicó que se ha conformado un equipo para revertir ese discurso. Lo encabeza el canciller José Valencia y lo acompaña el cuerpo diplomático radicado, sobre todo, en las embajadas europeas. “El mismo Presidente estará en Europa”, dijo sobre la participación de Moreno en esta estrategia.

La segunda parada será España. El Mandatario tiene previsto reunirse con el presidente Pedro Sánchez. Pese a esta cita, el viaje a España tampoco es catalogado como oficial.

Esta será la segunda visita a Europa de Moreno. En diciembre del 2017 estuvo en Italia, la Santa Sede y España. En esa ocasión se reunió con el exmandatario Mariano Rajoy.

La visita, esta vez, tiene lugar en un ambiente ideológico diferente. Rajoy se identifica con el Partido Popular (PP), autodenominado de derecha. Mientras que Sánchez es el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), de centroizquierda.

Es la oportunidad para que Moreno sume aliados de su tendencia en Europa, ya que otra facción de la izquierda española apoya a Correa.

La semana pasada, el partido Podemos -liderado por Pablo Iglesias- aseguró que la orden internacional de captura en contra de Correa (por el caso Balda) es parte de la judicialización de la política.

Carlos Estarellas, exsubsecretario de Relaciones Exteriores, explica que si bien estos temas coyunturales pueden discutirse, un viaje presidencial debe ser planificado.

Añade que si bien es importante aclarar en Europa que el caso Balda no es persecución política sino una decisión judicial, también es importante abordar temas más trascendentales del país relacionados, por ejemplo, con la gran cantidad de migrantes ecuatorianos que hay en España y retomar los diálogos para la eliminación del visado Schengen para el ingreso de turistas ecuatorianos a Europa.

La agenda oficial del viaje se hará pública en el transcurso de esta semana. Aunque se conoce que se firmarán acuerdos relacionados con temas de seguridad y sociales.

Esta será la segunda visita internacional de Moreno con una agenda propia. Los otros seis viajes se realizaron por la ONU, dos Gabinetes Binacionales, dos posesiones presidenciales y la Cumbre de las Américas.

En este viaje, Moreno estará acompañado de cinco funcionarios. Rocío González, su esposa y presidenta del Comité del Plan Toda Una Vida; Carlos Pérez, ministro de Hidrocarburos; Isabel Maldonado, secretaria del Toda Una Vida; Juan Carranza, subsecretario de la Secom; y, León Avilés, subsecretario de Asuntos Multilaterales de la Cancillería.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (79)
No (46)