10 de octubre de 2018 00:00

200 aspirantes a policías pierden demanda

Abogados del Ministerio del Interior y Policía acudieron a la audiencia judicial. Foto: El Comercio

Abogados del Ministerio del Interior y Policía acudieron a la audiencia judicial. Foto: El Comercio

valore
Descrición
Indignado 9
Triste 5
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 68
Redacción Seguridad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Anahí pasa encerrada en su cuarto. No quiere comer. Su madre dice que a la joven le afectó no poder seguir en el proceso para entrar a la Policía.

Mide 1,55 metros, le faltan dos centímetros para cumplir la exigencia de la Policía para las mujeres: 1,57 metros.

Anthony tiene similares estragos. Apenas cumplió 18 años y tampoco podrá seguir el proceso. No cumple el 1,68 metros exigidos para hombres.

En total, 200 aspirantes a la Policía perdieron la demanda que presentaron ante un juez.

La idea era obtener un respaldo legal y seguir con otras fases del reclutamiento.

Pero la jueza Lizbeth Ron dijo que el fallo estuvo amparado en el artículo 33 numeral 2 del Código Orgánico de Entidades de Seguridad Ciudadana. Esta norma dice que el aspirante “debe cumplir con el perfil” elaborado por el Ministerio del Interior. Sin embargo, el principal alegato de los aspirantes en esta acción legal fue la discriminación.

Esa decisión judicial también dejó secuelas económicas. La familia de Anahí dice que desde hace un año ha invertido unos USD 2 000 en cursos de preparación física y psicológica. Además, contrató a un entrenador personal y se ejercitaba en un gimnasio.

Otro aspirante cuenta que hizo cinco viajes y que en cada uno invertía al menos USD 60 en trasporte y hospedaje. Ahora teme perder todo.

Anthony pasó por un curso de preparación que le costó USD 1 000. Cuando comenzó el trámite legal, se desplazó al menos ocho veces a Quito.

Cada desplazamiento le costó USD 50. Luego tuvo que pagar USD 100 por honorarios al abogado que contrató.

William Rodríguez es el abogado que les defiende. A diario recibe llamadas de padres por la situación de sus hijos. El jurista cuenta que hay jóvenes que han tenido que recurrir a tratamientos psicológicos.

Por ahora, Rodríguez apelará la sentencia de la jueza y llevará el caso a segunda instancia en la Corte Provincial, por considerar que el requisito de la estatura es inconstitucional.

Sin embargo, el proceso de selección al interior de la Policía Nacional continúa.

La exigencia de estatura mínima afectó a 11 018 aspirantes.

De ellos, 300 recurrieron a la justicia. 100 ganaron la demanda y 200 perdieron.

Wilson viajó desde Guayaquil cinco veces. Siempre lo hizo acompañado de su madre.

El joven, de 19 años, tuvo que invertir en pasajes y hospedaje. Y también tuvo que pagarle USD 100 a un abogado para que lo defendiera. Él asegura que hubo un error cuando le interrogaron respecto de la estatura, porque en el sistema de la Policía registra una estatura de 1,65 metros, pero él asegura medir 3 centímetros más.

Dennys, en cambio, mide 1,67 metros y tampoco pudo continuar en el reclutamiento. El muchacho indicó que el requisito impuesto es una medida “injusta”, porque más allá de la estatura, afirma tener la vocación y el talento para ejercer esta profesión. También está pendiente de la apelación del abogado, porque no piensa renunciar a ser policía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (34)
No (34)