30 de octubre de 2019 00:26

Ascienden a siete los muertos por terremoto de 6,6 en el sur de Filipinas

Los aldeanos filipinos se refugian dentro de un gimnasio convertido en un centro de evacuación temporal después de un terremoto en la ciudad de Digos, Filipinas, el 29 de octubre de 2019. Foto: EFE

Los aldeanos filipinos se refugian dentro de un gimnasio convertido en un centro de evacuación temporal después de un terremoto en la ciudad de Digos, Filipinas, el 29 de octubre de 2019. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Al menos siete personas murieron y unas 400 resultaron heridas por el terremoto de magnitud 6,6 que sacudió ayer la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, conforme al último recuento de las autoridades locales.

El epicentro de seísmo, de "intensidad destructiva", se situó a 25 kilómetros de la localidad de Tulunam (Cotabato), la misma zona en la que hace dos semanas otro fuerte terremoto de 6,4 dejó también siete muertos y 200 heridos.

Entre las víctimas mortales identificadas se encuentran un hombre de 66 años en Korondal (Cotabato), aplastado por un muro de cemento, y un joven de 15 años sepultado por escombros cuando se evacuaba a un lugar más seguro en Magsaysay (Davao de Sur).

En esa misma ciudad, otra mujer murió víctima de un desprendimiento de tierra que arrasó su vivienda, incidente en el que hay otra víctima mortal aún por identificar.

También fallecieron un padre de 22 años junto a su hijo de 7 en una granja del poblado de Arakan y una mujer embarazada de 23 años falleció al caerle un árbol encima en la ciudad de Tulunan, ambas localidades ubicadas en Cotabato.

Según el último informe del Centro Nacional de Gestión de Desastres, hay registrados 394 heridos en diferentes hospitales y centros médicos de Mindanao, pero la mayoría se concentran en la provincia de Cotabato.

El terremoto, que dañó al menos 133 infraestructuras públicas en la zona y el 90% de la viviendas de Tulunan, afectó a más de 8 400 personas, de las 3 500 ya están instaladas en centros de evacuación.

En las zonas afectadas este miércoles 30 de octubre de 2019 siguen suspendidas las clases y la Policía Nacional ha desplegado personal de refuerzo para atender al elevado número de víctimas, ya que muchas de ellas aún se recuperaban de los daños del terremoto de hace dos semanas.

Aunque el terremoto no disparó alerta de tsunami, sí provocó hasta 270 réplicas, de las que se sintieron 50 y una de ellas alcanzó la magnitud de 6,1, según los registro del Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs).

El organismo situó el hipocentro del seísmo a 7 kilómetros de profundidad y su epicentro se localizó a unos 60 kilómetros de Davao, la ciudad más grande de Mindanao y la tercera de Filipinas, donde el temblor se sintió con intensidad "muy fuerte".

Filipinas se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona que acumula alrededor del 90 % de la actividad sísmica y volcánica del mundo y que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.

Terremotos de magnitud superior a 5 se registran esporádicamente en la isla sureña de Mindanao; el archipiélago de Batanes -extremo septentrional del país-; y en la región de Bicol.

Este año el país ha sufrido varios terremotos de más de 5 grados de magnitud: Los mas letales ocurrieron en la provincia de Pampanga en abril, que dejó 16 muertos, y otro en julio en Batanes con nueve fallecidos.

El último gran terremoto que golpeó el país fue un temblor de 7,1 que mató a más de 220 personas en el centro de Filipinas en octubre de 2013; y en julio de 1990, más de 2.400 personas murieron en la isla de Luzón por un terremoto de 7,8, uno de los más fuertes que ha azotado el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)