3 de agosto de 2020 14:55

Moradores de las calles Mejía y Cuenca  están atemorizados por la delincuencia en el Centro Histórico de Quito

Los residentes y comerciantes de las calles Mejía y Cuenca dicen estar atemorizados por los constantes asaltos y robos que se han registrado en esa zona del Centro Histórico de Quito. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Los residentes y comerciantes de las calles Mejía y Cuenca dicen estar atemorizados por los constantes asaltos y robos que se han registrado en esa zona del Centro Histórico de Quito. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 10
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los residentes y comerciantes de las calles Mejía y Cuenca del Centro Histórico de Quito viven en zozobra por los asaltos y robos a los locales comerciales. La mañana del lunes 3 de agosto del 2020, este Diario recorrió esa zona y la gente coincidió en que la inseguridad se ha incrementado desde que comenzó la emergencia sanitaria del covid-19.

El último hecho se registró a las 09:16 del 3 de agosto cuando cuatro personas irrumpieron en un local que comercializa accesorios de celulares y aparatos electrónicos para robar, según testigos.

Los agentes de la Subdirección de Delitos Contra la Propiedad de la Policía Nacional (Sidprobac) apresaron a un sospechoso. Los otros tres lograron escapar.

Agentes de la Policía detuvieron a un sospechoso, tras el asalto a un local de arreglo de celulares. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Agentes de la Policía detuvieron a un sospechoso, tras el asalto a un local de arreglo de celulares. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO


En la aprehensión colaboraron dos agentes metropolitanos. “Nos encontrábamos de servicio en la calle Chile y nos percatamos que apareció un individuo en precipitada carrera. La gente lo perseguía y lo retuvimos”, indicó el agente metropolitano Fabricio Pérez.

Lo encontraron -indicó el funcionario- con teléfonos celulares y tabletas. “Justo patrullaba personal de la Sidprobac y lo detuvieron”. Luego lo trasladaron a la Unidad de Flagrancia.

Las personas que habitan entre las calles Mejía y Cuenca refieren que se reportan más asaltos y robos ante la emergencia sanitaria por el covid-19. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Las personas que habitan entre las calles Mejía y Cuenca refieren que se reportan más asaltos y robos ante la emergencia sanitaria por el covid-19. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO


Los vecinos se quejaron de que los atracos se reportan a cualquier hora del día. “Me trataron de robar el sábado anterior”, indicó el propietario de un negocio. Los comerciantes han identificado a cuatro personas que asaltan a la gente y se movilizan en un vehículo azul.

En días anteriores también se reportó el atraco a otro local que comercializa accesorios de celulares y aparatos electrónicos.

“Desde que comenzó la pandemia, estas calles han sido muy inseguras. Se podría decir que hay asaltos casi todos los días, especialmente en la calle Cuenca en donde arranchan los teléfonos”, dijo el empleado de otro establecimiento comercial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (2)