Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 23 de junio del 2021
La Conaie se alista para elegir nuevo Presidente y d…
El temor al contagio pesa en la decisión de regresar…
En Tulcán, norte de Ecuador, se implementan restricc…
Slendy Cifuentes: ‘Logramos que el agresor de Johann…
Tres causas del mayor desempleo en Ecuador, según ex…
Fabrizio Célleri: ‘La ropa vende sensaciones y estímulos’
Arranca el juicio al primer acusado bajo ley segurid…

Los artesanos de Chordeleg y Gualaceo visitaron proyectos del Perú

En Azuay incursionan en un proyecto para reactivar la producción artesanal. Foto: Cortesía del Gobierno Provincial del Azuay

En Azuay incursionan en un proyecto para reactivar la producción artesanal. Foto: Cortesía del Gobierno Provincial del Azuay

En Azuay incursionan en un proyecto para reactivar la producción artesanal. Foto: Cortesía del Gobierno Provincial del Azuay

En los cantones azuayos de Chordeleg y Gualaceo se crearon los distritos de calzado y joyería. Es una iniciativa que impulsa el Gobierno Provincial del Azuay para reactivar la producción artesanal de la zona.

Una delegación de técnicos y artesanos azuayos viajó a la ciudad peruana de Trujillo con el objetivo de identificar líneas de acción para fortalecer el proyecto de distrito.

Ramiro Cabrera y Abraham Montenegro representaron al distrito de calzado y Carlos Piña y Fernando Campoverde a joyería.

Según la viceprefecta de Azuay, María Cecilia Alvarado, esta visita permitió tener un intercambio de experiencias para adoptar medidas en favor del proyecto. Hubo recorridos por fábricas de calzado como Romina, curtiembre Haro, entre otras. Además, se evaluarán temas relacionados con los diseños del calzado, obtención de la materia prima y transferencia de tecnología.

Adicionalmente, se efectuaron reuniones de trabajo con expertos como Rosario Torres, coordinadora del Centro de Innovación Productiva y Transferencia Tecnológica de Cuero, Calzado e Industrias.

Para Angélica García, directora del Departamento de Desarrollo Económico Local, de acuerdo con los estudios realizados en Azuay y la experiencia peruana se identificaron algunos problemas. Unos de los principales es que la materia prima importada que utilizan los artesanos azuayos es costosa. “En Trujillo se hicieron contactos para facilitar la adquisición de insumos a mejores precios”.