21 de febrero de 2020 07:44

Cuatro cosas que hay que saber sobre los archivos del Vaticano sobre el papa Pío XII

El papa Pío XII (1939-1958). Foto: Wikimedia Commons

El papa Pío XII (1939-1958). Foto: Wikimedia Commons

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia AFP
Ciudad del Vaticano

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La apertura el 2 de marzo de los archivos del Vaticano sobre el pontificado del papa Pío XII (1939-1958), 81 años después de su elección, venía siendo reclamada desde hace décadas por los historiadores y las organizaciones judías.

Estos son los cuatro elementos principales para entender la apertura de los archivos.


- Holocausto: los archivos ya publicados -
El Vaticano ya publicó gran parte de los archivos más delicados sobre la Segunda Guerra Mundial. Por eso no se esperan revelaciones espectaculares. Pero los investigadores tendrán acceso directo por primera vez a todos los documentos del período del Holocausto y buscarán las piezas que faltan del rompecabezas.

Para responder a la polémica sobre Pío XII, que comenzó en los años 1960 con el lanzamiento de la obra teatral 'El Vicario' del alemán Rolf Hochhuth, cuatro sacerdotes jesuitas entregaron en 1981, después de 16 años de trabajo, once volúmenes de documentos titulados “Actas y documentos de la Santa Sede relativos a la Segunda Guerra Mundial”.

Una comisión mixta judío-católica de seis historiadores creada en 1999 debía tomar una decisión, pero reclamó más acceso a los archivos del Vaticano y se disolvió en 2001.


- Los años antes de su elección -
La Santa Sede ya divulgó unos 30 000 volúmenes de archivos del pontificado de Pío XI (1922-1939), su predecesor, proporcionando así información sobre el cardenal Eugenio Pacelli, futuro Pío XII. Este último fue nombrado secretario de Estado (número dos del Vaticano) en 1930. En 1933 firmó un concordato con la Alemania hitleriana sobre las relaciones entre las autoridades alemanas y la Iglesia.

Estos archivos también cubren gran parte de su larga estancia en Alemania desde 1917 hasta 1929 como nuncio (embajador de la Santa Sede) , o sea durante el ascenso de Hitler al poder.


-La iglesia en defensa de un “justo”-
La Iglesia católica siempre ha afirmado que Pío XII contribuyó al rescate de miles de judíos escondiéndolos en instituciones religiosas en Roma bajo la ocupación alemana. También considera que la prudencia verbal del Papa evitó represalias contra los católicos en Europa.

El proceso de beatificación de Pío XII se abrió en octubre de 1967. Benedicto XVI lo proclamó “venerable” a finales de 2009, el primer paso hacia una beatificación con la condición de que se le reconozca un milagro, una decisión que provocó protestas de las organizaciones judías.

En 2010, Benedicto XVI afirmó que el papa Pío XII había sido “uno de los grandes justos, que salvó a más judíos que nadie”. “Personalmente sufrió mucho, lo sabemos. Sabía que tenía que hablar y, sin embargo, la situación se lo impedía”, señaló.

En 2014, el papa Francisco dijo que tenía “un poco de urticaria existencial” cuando ve los ataques a Pío XII, “un gran defensor de los judíos”, criticando la actitud de las grandes potencias aliadas que podrían haber bombardeado las vías férreas que conducían a la campos de concentración.


- Sus detractores atacan su silencio -
Muchos historiadores critican al silencioso y muy diplomático Pío XII, una voz moral que podría haber calado entre los católicos alemanes, por nunca haber condenado explícitamente el exterminio de los judíos por el régimen nazi.

También se le critica por haber guardado silencio cuando, el 16 de octubre de 1943, más de mil personas de la comunidad judía de Roma fueron detenidas en redadas en su barrio (el antiguo gueto) , cerca del Vaticano.

Después de esta redada, los testimonios confirman que se escondió a judíos en muchas instituciones católicas, pero ningún documento escrito prueba que Pío XII lo hubiera pedido, afirman los críticos.

Muchos historiadores concluyen que este Papa condenaba el antisemitismo de Hitler, pero que también era el producto de una enseñanza católica tradicionalmente antijudía hasta la toma de conciencia del Concilio Vaticano II (1962-1965) . Por lo tanto, los judíos no eran la prioridad de este Pontífice, preocupado sobre todo por los católicos y totalmente opuesto al comunismo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)