7 de abril de 2021 00:00

Arauz y Lasso van por el 47,5% que votó por otros candidatos primera vuelta

Andrés Arauz (Izq.) estuvo ayer en Quito, Guillermo Lasso hizo campaña ayer en el Austro. Fotos: Julio Estrella y Cortesía.

Andrés Arauz (Izq.) estuvo este martes 6 en Quito, Guillermo Lasso hizo campaña en el Austro. Fotos: Julio Estrella y Cortesía.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 1
Jorge González Franco

Catorce excandidatos presidenciales lograron el 47,54% de los votos en la primera vuelta. Ese porcentaje se vuelve un nicho al que los dos postulantes finalistas quieren captar en el tramo final de la campaña.

Andrés Arauz (Unes) y Guillermo Lasso (Creo-PSC) han reestructurado sus agendas para llegar a esos electores, entre quienes están las minorías, defensores de causas, agricultores, campesinos e indígenas. Las propuestas se intensifican. Otra de las estrategias ha sido sumar apoyos de sus excontrincantes.

¿Qué tan efectivo resulta el respaldo de los expresidenciables para las dos campañas? Los analistas políticos Arianna Tanca y Oswaldo Moreno coinciden en que las declaratorias de apoyos representan un respaldo político, pero no es suficiente, pues no existe un total endoso de votos.

Guillermo Celi (Suma), José Freile (Amigo), Gustavo Larrea (Democracia Sí), César Montúfar (Concertación), Xavier Hervas (ID) y Lucio Gutiérrez (PSP) anunciaron días atrás su apoyo a Lasso. Mientras, Isidro Romero (Avanza) lo hizo por Arauz.

Moreno dijo que un apoyo representa un efecto inmediato que puede lograr una persuasión en ciertos sectores que creen en esos expostulantes. “Suman sí, pero no necesariamente son determinantes para ganar una elección; deben haber varios elementos”.

Recordó que hay banderas que están presentes en la discusión como el cuidado del medioambiente, las mujeres, los jóvenes. No obstante, cree que hay temas medulares que interesan como el económico, empleo, corrupción, salud. “Ganará la elección el que tenga la capacidad de cubrir las expectativas de la gente”.

Tanca, de su parte, afirmó que independientemente del apoyo que se reciba, los votos se deben ganar. Explicó que cuando un ciudadano sufraga confluyen varios criterios emocionales, simbólicos y de representación. “Los respaldos son buenos, pero no es suficiente, los votos están en territorio y hay que ganarlos”.

La experta cree que los candidatos finalistas están buscando generar confianza con el elector, conectando con las causas que fueron desestimadas en primera vuelta, como el arte, la cultura, la equidad de género, el ambiente. “Ganará el que menos errores cometa”.

En estos últimos días, los dos candidatos han centrado esfuerzos en captar la votación indígena y amazónica. Arauz sumó el apoyo de Jaime Vargas, presidente de la Conaie, aunque eso generó rechazo en la dirigencia de Pachakutik y otras agrupaciones afines.

Para Moreno hay dos apoyos notables: Vargas hacia Arauz y Hervas hacia Lasso. “Depende de cada campaña cómo materializa el efecto de esos respaldos”.

Jorge Vélez, dirigente de Centro Democrático, que apoya a Arauz, afirmó que Romero y Vargas han sumado votos a su campaña, pues el primero tiene influencia en los empresarios y el segundo en los pueblos amazónicos.

Arauz sostuvo este 6 de abril una reunión en el Parlamento Laboral. Ahí recibió la adhesión de las centrales sindicales a su candidatura. Luego tenía previsto participar en una caminata con mujeres en el sur de Quito.

En el movimiento Creo se ha intensificado el trabajo en territorio. Juan Pablo Hidalgo, dirigente en Guayas, recordó que Lasso abrió el abanico a distintos sectores del país y sumó propuestas. También recorre las distintas provincias.

El aspirante a Carondelet de la lista 21-6 lideró este martes 6 un encuentro con grupos sociales en Azogues, Cañar. Ahí ofreció apoyar al sector ganadero y a los jóvenes que desean emprender con un capital semilla. En la tarde tenía previsto cerrar su campaña en Cuenca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (4)