9 de diciembre de 2020 15:15

Ecuador ha perdido USD 1 000 millones en exportaciones potenciales a EE.UU. en cinco años por no tener un acuerdo, según un estudio

Los gremios empresariales aseguran que el país ha pagado USD 228 millones por aranceles de exportaciones no petroleras, entre 2014 y 2019. Foto: Archivo EL COMERCIO

Los gremios empresariales aseguran que el país ha pagado USD 228 millones por aranceles de exportaciones no petroleras, entre 2014 y 2019. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 4
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
María Vanessa Silva
Redactora (I)

La Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), la Cámara de Comercio Ecuatoriano-Americana (Ancham) y la Cámara de Comercio de Quito (CCQ) analizaron el impacto económico que ha tenido el país al no contar con un acuerdo comercial de largo aliento con Estados Unidos, como sí lo tienen Colombia y Perú.

En un informe difundido el lunes 8 de diciembre del 2020, los gremios destacan que el país ha pagado USD 228 millones por aranceles de exportaciones no petroleras, entre 2014 y 2019, tras el vencimiento en el 2013 de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas Droga (ATPDEA, por sus siglas en inglés).

Un sobrecosto arancelario de tal magnitud no solo que reduce el volumen de exportación sino que desplaza el incentivo de los importadores de Estados Unidos a preferir bienes de países con los que mantiene acuerdos de libre comercio o que, sin tener acuerdos de libre comercio, ofrecen precios más competitivos que aquellos que el Ecuador puede ofrecer con el pago de aranceles, resume el estudio.

Esto tuvo su impacto en los envíos. En el informe se estima que en los últimos cinco años Ecuador ha perdido alrededor de USD 1 000 millones en exportaciones potenciales hacia Estados Unidos. De haber contado con preferencias de acceso sin pago de aranceles los envíos de bienes no petroleros y no mineros hacia Washington habrían crecido en un promedio anual del 3%.

Mientras el país perdía mercado, debido a las barreras arancelarias y de acceso, los principales competidores de la región, Colombia y Perú ganaron más espacio entre los consumidores estadounidenses.

A partir de la vigencia de sus Acuerdos Comerciales con los Estados Unidos, Perú y Colombia incrementaron sus exportaciones no petroleras no mineras a un ritmo del 8% y 2% anual hacia ese destino.

En el transcurso de los últimos 20 años, las importaciones de alimentos provenientes del Perú para un hogar promedio en EE.UU. se multiplicaron once veces, las colombianas se triplicaron, mientras que las ecuatorianas apenas alcanzaron a duplicarse, revela el estudio.

Ecuador pasó de ser el primer proveedor de alimentos de EE.UU. -por familia promedio- entre los países andinos en el año 2001, a ser el último proveedor en la actualidad.

La Fedexpor expone que el pago de aranceles no solo ha sido una carga para los exportadores, sino también para los importadores.

Entre el 2014 y el 2019 en el país se desembolsaron USD 627 millones por aranceles pagados en productos traídos desde EE.UU. De ese monto, el 56% (USD 352 millones) fue asumido por el sector productivo privado en compra de insumos productivos como materias primas y bienes de capital.

Oportunidades comerciales

Actualmente, más de 4 300 empresas ecuatorianas mantienen relaciones comerciales con EE.UU., ya sea por exportación o importación. En el 2019, uno de cada tres dólares exportados por el Ecuador se destinó a los EE.UU., lo que equivale a USD 6 691 millones, convirtiendo a este mercado en el primer destino.

Con miras a ampliar el intercambio comercial, el estudio identificó a 115 productos que actualmente ya se exportan y que tienen potencial para crecer.

El 72% de este tipo de productos corresponde a bienes del ámbito alimentario (agrícola, agroindustrial, pesqueroacuícola), mientras tanto, el restante 28% abarca a productos de la manufactura y basados en recursos naturales.

También se detectaron a más de 350 nuevos productos con posibilidad de acceder al mercado de los Estados Unidos. El 80% de ese grupo representa bienes de manufactura (textil, metal mecánico, plástico, etc). El 20% pertenece a la canasta de oferta alimentaria (lácteos y derivados, conservas vegetales, preparaciones de frutas, entre otros).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)