25 de septiembre de 2018 00:00

ANT vigilará velocidad de buses, pero hacen falta GPS y cámaras

ANT vigilará velocidad de buses, pero hacen falta GPS y cámaras
valore
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 58
Redacción Seguridad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La medida fue anunciada hace 19 días. La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) dijo que desde este lunes (1 de octubre) se usarán GPS y cámaras de videovigilancia para sancionar a los choferes que van a exceso de velocidad. Sin embargo, el 30% de los 12 000 buses intra e interprovinciales que operan en el país no cuenta con estos aparatos.

Hasta ayer en la terminal de Quitumbe, en Quito, algunos conductores no sabían de esta obligatoriedad. A Jorge Frías, chofer de un bus que cubre la ruta Quito-Tulcán no le llegaba ninguna notificación. Igual sucedió con Wilman Guato, quien hace viajes a Baños.

Sofía Molina, gerenta de la Cooperativa Transporte Ecuador, conoce la disposición pero advierte que no todos sus buses cuentan con los equipos.

En esta operadora hay 53 unidades y el 10% no tiene el kit.

El pasado viernes, los representantes de esta cooperativa mantuvieron una reunión con delegados del ECU-911, en Quito. Allí, los transportistas explicaron que la solicitud de los aparatos está planteada, pero que no les dieron fecha para la entrega. “Esto es lo que nos vienen diciendo desde hace un año”, sostiene la gerenta de esta empresa.

La ANT solo ha indicado que los aparatos serán instalados en el 100% de los buses hasta diciembre de este año. Pero los transportistas temen por las multas. El Código Penal (art. 386 numeral 3) dice que el exceso de velocidad será sancionado con cárcel de tres días, multa de un salario básico (USD 386) y reducción de 10 puntos en la licencia.

Marco Antonio Uzhca muestra el monitor de velocidad y la cámara de seguridad con los que cuenta el bus en el que trabaja como conductor. Foto: EL COMERCIO

Marco Antonio Uzhca muestra el monitor de velocidad y la cámara de seguridad con los que cuenta el bus en el que trabaja como conductor. Foto: EL COMERCIO

Esta medida está contemplada en el COIP desde el 10 de agosto del 2014. Sin embargo, datos de la ANT sostienen que hasta el mes pasado, la segunda causa de accidentes de tránsito es precisamente no respetar los límites de velocidad. Esto causó 2 740 siniestros de los 16 746 registrados en el país de enero a agosto pasados.

Los buses que ya tienen los GPS y las cámaras envían la información al ECU-911, pero no hay sanciones. Quienes irrespetan la velocidad solo son notificados.

Estos kits de seguridad vial fueron entregados por una empresa china. La ANT asegura que el pasado 15 de septiembre se terminó el contrato con esa firma y que no implementó centros de mantenimiento a escala nacional.

Cada chequeo cuesta USD 28, que en este momento lo costean los conductores. Eso molesta a este sector.

A inicios de este mes, la ANT también habló de abaratar costo y reducirlo a USD 20.

Hace seis meses, Rafael Plaza compró un bus nuevo y en la Agencia de Tránsito le dijeron que tenía que retirar el kit del bus viejo darle mantenimiento y colocarlo en la nueva unidad.

Pero eso no ha ocurrido, porque el GPS y las cámaras fueron enviados a los talleres de Guayaquil para el chequeo del caso y no se los han devuelto.

Por ahora, solo tiene un oficio que presenta en las terminales hasta que le instalen el kit. Caso contrario, no puede salir en sus rutas. Similares documentos presentan los conductores que no cuentan con estos aparatos.

El presidente dela Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público y Pasajeros del Ecuador (Fenacotip), Abel Gómez, exige que la ANT explique cómo se ejecutará la medida. Según este dirigente, hasta ahora no ha habido ningún acercamiento entre la Agencia Nacional de Tránsito y los transportistas.

Este sector impondrá una condición para que entre a regir esta medida. “Estamos de acuerdo con que se regule este tema de la velocidad, pero vamos a exigir que nosotros también monitoreemos a los buses. No tenemos problema (que nos vigilen), siempre y cuando nos permitan hacer nuestros seguimientos”.

Luis Vinueza guarda una carpeta plástic en su bus de la Cooperativa Zaracay. Dice que ahí lleva la solicitud que presentó a la ANT para que le instalaran su kit hace ocho meses. También guarda una respuesta donde le indican que no hay disponibilidad de aparatos. Hasta el pasado viernes no recibió ninguna notificación de entrega. “Yo tenía el kit en mi antiguo bus, pagué USD 63 para que lo desconecten. Incluso cancelé USD 83 para que lo instalen en el nuevo bus y hasta ahora no he tenido ninguna respuesta sobre esto”.

La ANT ha asegurado que la medida adoptada permitirá reducir los accidentes de tránsito. Por eso, desde el lunes que viene también se desplegarán en los buses 300 personas encubiertas. La idea es que informen sobre las contravenciones que cometan los conductores de buses que no tienen instalados los equipos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)