3 de mayo de 2020 00:00

La ANT amplió plazos para que usuarios paguen las deudas

La ANT dice que podrán pagar cuando en sus cantones la semaforización, establecida por el covid-19, pase de rojo a amarillo. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La ANT dice que podrán pagar cuando en sus cantones la semaforización, establecida por el covid-19, pase de rojo a amarillo. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Ana Belén Rosero
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La emergencia sanitaria desatada por el covid-19 hizo que la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) tomara medidas en cuanto a deudas que los usuarios mantienen con esta entidad. ¿Cómo podrán cancelar? A quienes ya tenían vigente un convenio se les extenderán los plazos para que cumplan con los pagos.

El director de la Agencia, Juan Pazos, advierte que esto permitirá quelas personas vuelvan a cubrir las cuotas cuando en sus respectivos cantones la semaforización, planteada para evitar el contagio masivo del coronavirus, pase de rojo a amarillo.

Pazos indica que la idea es “ayudar a las personas que por el aislamiento o las restricciones de movilidad no pueden ir pagar y así evitar que el convenio se venza”.

Este Diario halló varios casos de usuarios que adeudan a la ANT hasta USD 2 500, acumulados por infracciones cometidas en las vías.


Uno de ellos, que pide que solo lo llamen Danilo, hace 10 años maneja un taxi en Quito. Cuenta que el 14 de enero pasado, cuando renovó su licencia, se enteró que debía más de USD 2 000 en multas.

Por eso se acogió a un convenio de pago para cancelar en 10 meses. Ese mecanismo permite diferir los montos entre cuatro y 24 meses.

El único requisito es cubrir inicialmente el 20% de la deuda y el resto cancelar mensualmente en una entidad financiera. Si se atrasa se le cobrará todo inmediatamente.

La Agencia Nacional de Tránsito detectó que del 2014 al 11 de marzo pasado, 428 132 personas tienen obligaciones económicas pendientes.

Made with Flourish


Cristian es otro chofer. Maneja un bus interprovincial que cubre la ruta Ambato-Guayaquil. En febrero de este año le dijeron que debía USD 1 400 por multas.

Recuerda que la última vez que cometió una infracción fue en noviembre del año pasado, cuando un agente lo sancionó por manejar sin el cinturón de seguridad.

Para pagar ese valor también se acogió al convenio en enero pasado. Presentó la solicitud en una Unidad Administrativa de la ANT y fue aceptada. Canceló inicialmente USD 250 y el resto lo financió en cuatro cuotas, que comenzó a pagar desde febrero. Pero durante marzo y abril, la disposición de la Agencia le permitió no cubrir las cuotas. “Es difícil cumplir, pues por la emergencia del covid-19 no he trabajado”.

La Agencia dice que desde el 2016 la deuda total por infracciones alcanzó los USD 45,7 millones en el país.

Made with Flourish


Segundo acumula multas desde hace dos años. Hace seis meses supo que debe USD 2 300. Asegura que todo se generó por su trabajo diario como taxista.

Su primera sanción fue interpuesta en mayo del 2018, pues se detuvo a recoger un pasajero en el carril único del Trole, en el sector del parque El Ejido. Un agente de tránsito lo vio y le impuso la penalización. La última vez que lo sancionaron fue en junio del año pasado, por no usar cinturón de seguridad mientras transitaba por la calle Rocafuerte, en el Centro de Quito.

11 infracciones de tránsito se cometen con mayor frecuencia. Allí consta el conducir a exceso de velocidad, no usar el cinturón, no portar la licencia, desobedecer una orden de un agente de tránsito, manejar con la licencia caducada, utilizar el teléfono mientras conduce o estar en estado de embriaguez.

Patricio tiene pendientes USD 1 000 en multas que se acumularon durante el año pasado, principalmente por irrespetar la velocidad permitida. En diciembre del 2019 excedió el límite permitido en la autopista general Rumiñahui. Corría a 98 km/h, cuando lo establecido es 90. Por eso se acogió al convenio de pago.

El Código Integral Penal (art. 386) establece que la persona que maneje sin licencia, exceda los límites de velocidad o desobedezca la orden de un agente de tránsito será sancionada con cárcel de tres días, una multa de un salario básico unificado y la reducción de 10 puntos en la licencia de conducir. En cambio, esa misma norma penal (art. 385) detalla que se impondrá la penalización de uno a tres salarios básicos por conducir en estado de embriaguez.

Desde junio del año pasado, José acumula cinco multas. Debe USD 2 000 y hoy tiene vigente un convenio de pago.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (9)