27 de marzo de 2018 00:00

ANT y conductores definen parámetros para evaluación

En el accidente de Jipijapa, en Manabí, murieron 13 personas y 17 están heridas. Foto: Cortesía El Diario-Manabí

En el accidente de Jipijapa, en Manabí, murieron 13 personas y 17 están heridas. Foto: Cortesía El Diario-Manabí

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 11
Redacción Seguridad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Autoridades de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) se reunirán este martes 27 de marzo del 2018, con 422 operadoras de transporte interprovincial.

La cita es parte de las acciones que la entidad anunció el domingo, tras el accidente en Manabí que dejó 13 personas fallecidas y 17 heridas.

Según la ANT, en la convocatoria se dispondrán “acciones urgentes” para reducir los siniestros viales y se informará sobre el mecanismo para evaluar a 28 000 choferes profesionales de líneas interprovinciales e intercantonales.

En los dos primeros meses de este año, la ANT ha reportado 4 035 accidentes de tránsito a escala nacional. 347 personas han fallecido. Pese a que esa cifra es menor a la que se reportó en el mismo período del año pasado, las autoridades dicen que los casos se deben reducir aún más. Para lograr esto se analizaron las causas por las que se originan los siniestros. Las estadísticas oficiales indican que conducir distraído y sobrepasar los límites de velocidad son las principales razones.

En la reunión de este martes también se ejecutará un plan de contingencia para todas las vías interestatales del país. La idea es aumentar los controles en las principales carreteras, para evitar más accidentes. Este monitoreo estará bajo la coordinación de la Comisión de Tránsito del Ecuador y de la Policía.

Las medidas que se adoptarán este martes serán de inmediato cumplimiento. Especialmente por el feriado de Semana Santa, que se iniciará el viernes próximo, 30 de marzo.

Para estas festividades, la ANT ya dispuso que los controles vehiculares se intensifiquen en las terminales terrestres. Los operativos empezarán desde el jueves.

Los buses deberán cumplir una serie de chequeos físicos. Por ejemplo, no se permitirá que unidades con llantas desgastadas o con problemas de luces salgan de viaje. Lo mismo ocurrirá con los automotores que no tengan los botiquines de primeros auxilios o que presenten problemas en los limpiaparabrisas.

Todos estos requerimientos serán evaluados por personal de la Agencia de Tránsito, que estará acompañado de agentes. Los conductores deberán aprobar exámenes toxicológicos para detectar estados de embriaguez o consumo de sustancias ilegales.Otro factor que se tomará en cuenta es el descanso de los conductores. Esto ocurre para evitar que los choferes conduzcan más de ocho horas seguidas.

Todos estos filtros se discutirán en la reunión de hoy, que se iniciará a las 10:00 en el auditorio del Ministerio de Transporte. Así lo indicó el lunes, 26 de marzo el presidente Lenín Moreno, en su enlace televisivo ‘El Presidente informa’.

En ese espacio, el Jefe de Estado lamentó el accidente de Manabí y ordenó que la evaluación a los conductores sea inmediata.“Así garantizaremos que únicamente quienes están adecuadamente entrenados estén al cuidado de los miles de ecuatorianos que diariamente se movilizan”, señaló Moreno.

Por eso, el Gobierno ha dispuesto que se use tecnología para vigilar y monitorear a los choferes que realicen acciones “temerarias”.

Incluso, se habla de la creación de unidades de servidores públicos encubiertos para que vigilen, denuncien y detengan a los conductores que cometan delitos flagrantes. Las quejas se recibirán a través del ECU-911. Esta entidad conformó un equipo de trabajo para receptar las quejas de las personas que sean testigos de los percances.

Las evidencias de los accidentes también podrán ser entregadas por la ciudadanía. El Ministerio del Interior y el de Transporte deberán encargarse de estas acciones.

De esta manera, se pretende evitar que más conductores huyan de los siniestros. Esto fue lo que ocurrió con el chofer del bus que se accidentó en Manabí. Actualmente, la Policía rastrea la ubicación del profesional.

En los últimos años, la fuga de los choferes se ha convertido en un problema, pues hasta finales del 2017 la Policía indicó que el 90% de choferes escapaba. Eso ha hecho que la Policía y los jueces tomen acciones tanto dentro como fuera del país. Por ejemplo, desde el 2014, en Ecuador existe una unidad de captores. Los agentes se encargan de rastrear a los choferes prófugos.

Ellos también recogen evidencias para determinar si los conductores han salido del país. Si esto ocurre, se activan difusiones de Interpol.

En contexto
El 16 de agosto del 2017, el presidente Lenín Moreno firmó con los transportistas un pacto por la seguridad vial. En el documento, los representantes de las empresas de buses se comprometieron a mejorar la capacitación de los choferes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)