6 de julio de 2020 12:53

La Agencia Metropolitana de Tránsito investiga a seis agentes por cometer cohecho o faltas disciplinarias

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Diego Bravo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La mañana de este lunes 6 de julio del 2020, el director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), Juan Manuel Aguirre, presentó una denuncia en la Policía Judicial en contra de un fiscalizador de esa entidad y el conductor de un bus de servicio urbano, quienes son investigados por presunto delito de cohecho.

El pasado fin de semana se difundió de forma masiva, a través de las redes sociales, un video en el que aparece el funcionario intercambiando palabras con el conductor de la unidad, quien viste un traje de bioseguridad y utiliza mascarilla y gorra.

El fiscalizador con documentos y un celular en la mano parece explicarle al chofer las razones por las cuales había sido retenido. En esos momentos, otro agente de tránsito pasa cerca, sin detenerse, en medio del control de rutina a vehículos en la calle. Según las imágenes, el vehículo retenido pertenece a una cooperativa que opera principalmente en el norte de Quito.

El fiscalizador, que también lleva mascarilla, camina lentamente hacia un costado del bus, parece cerciorarse de que el otro agente ya no está cerca, cuando, repentinamente, toma algo de la mano del conductor y le devuelve los documentos. Tras el ‘acuerdo’, el hombre de la gorra corre hacia la puerta del bus y el uniformado del casco negro camina en sentido contrario. El video dura 44 segundos.


Ante esa situación, Aguirre presentó la denuncia en la Policía Judicial del Distrito Metropolitano de Quito. “Como institución, hemos acudido personalmente a presentar la denuncia penal en contra de los dos presuntos involucrados en el delito de cohecho. La AMT y el Municipio de Quito se merecen respeto, por lo que no habrá más impunidad”.

A nivel institucional, la Comisión de Régimen Disciplinario de la AMT ya inició una investigación. El objetivo es verificar la existencia de una falta administrativa para dar inicio al proceso sancionador y establecer responsabilidades. Esta entidad impone sanciones de faltas graves y muy graves a los agentes civiles o fiscalizadores que actúan dolosamente. De comprobarse que hubo la falta, la AMT puede destituir al funcionario.

También se aplica el artículo 280 del Código Penal. La sanción por cohecho varía entre 1 y 3 años.

Aguirre indicó que, hasta el momento, a seis agentes se les abrió procesos y los investiga por presunto cohecho, concusión u otras faltas disciplinarias. Antes de la pandemia, en la Comisión Disciplinaria se registró sanciones contra 20 agentes por faltas graves y muy graves. “En estos días ya tenemos que hacer las acciones de las faltas muy graves para tener la decisión de la destitución”.

La AMT considera faltas muy graves el proporcionar declaraciones inapropiadas utilizando el uniforme. Un ejemplo de aquello es el caso de otro agente civil cuyo video se difundió, días atrás, en las redes sociales en el cual manifestaba que cada uniformado debe cumplir metas. “Él ya ha sido identificado y se abrió un expediente administrativo para determinar quién dispuso esta afirmación”, dijo Aguirre.

Acotó que ya se dialogó con él y les argumentó que sus declaraciones fueron tergiversadas. “No es así, creo que hay una disposición de alguien de arriba y nosotros queremos establecer a los responsables”.

Otras faltas son ausentarse a las audiencias por temas de tránsito o circular con los vehículos de la AMT fuera de los horarios de trabajo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (1)