5 de diciembre de 2018 21:01

Ambato contará con un nuevo polo de desarrollo industrial para el cuero y calzado

El acuerdo lo suscribió el ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, Pablo Campaña,(centro) y la presidenta de la Cámara de Calzado de Tungurahua (Caltu), Lilia Villavicencio. Foto: EL COMERCIO.

El acuerdo lo suscribió el ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, Pablo Campaña,(centro) y la presidenta de la Cámara de Calzado de Tungurahua (Caltu), Lilia Villavicencio. Foto: EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Modesto Moreta

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Al menos USD 50 millones costará la construcción de un nuevo Polo de Desarrollo Productivo del Calzado o la denominada Ciudad del Calzado que se edificará en la ciudad de Ambato, en la provincia de Tungurahua. El acuerdo lo suscribió el ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, Pablo Campaña, y la presidenta de la Cámara de Calzado de Tungurahua (Caltu), Lilia Villavicencio, hoy miércoles 5 de diciembre del 2018.

Para la edificación del proyecto la Corporación Financiera Nacional (CFN) entregará un préstamo de USD 17 millones, mientras que los USD 33 millones restantes serán financiados por los empresarios. El Polo de Desarrollo se extenderá en un área de 14,5 hectáreas, agrupará a 23 empresas fabricantes de calzado y estará ubicado en la parroquia Unamuncho en el ingreso norte de la ciudad.

Lilia Villavicencio, presidenta de Caltu, dijo que con la entrega de los recursos se iniciará la construcción del complejo empresarial a partir de marzo del 2019. “La inversión de USD 50 millones es un aporte de la empresa privada para el desarrollo económica productivo y turístico de la provincia”.

Mencionó que los turistas que lleguen al Polo de Desarrollo conocerán el área de industrial, de comercialización de calzado y la parte turística con ferias, programas y desfiles con las nuevas tendencias de la moda. Además los visitantes podrán conocer los procesos de producción y comprar.

Según Villavicencio, es un logro importante para el sector del calzado puesto que en Ambato se fabrica 24 de los 31 millones de pares anualmente en el Ecuador. Esta genera al menos 80 000 puesto de empleo. En Tungurahua están 4 600 de las 5 800 empresas que funcionan en el país.

“Con la nominación de Polo de Desarrollo seremos beneficiarios de la Ley de Fomento Productivo que libera de impuestos durante 12 años a las nuevas inversiones del sector privado. También podrán efectuar créditos para la compra de materia prima y capital de trabajo, adelantó Villavicencio.

Pablo Campana, ministro de la Producción, en su visita a Ambato estuvo acompañado por el prefecto Fernando Naranjo y el alcalde Luis Amoroso. Además de los presidentes de la Cámara de Industrias y de Comercio.

Campana mencionó que están fomentando nuevas empresas, atraen nuevas inversiones para la creación de más fuentes de empleo. La creación de los polos de desarrollo está dentro de las políticas y prioridades del Gobierno. “Debemos dinamizar la economía a través del sector productivo. Buscamos que la inversión privada dinamice la economía para no dejar un país hipotecado a futuras generaciones”.

El polo de desarrollo es el resultado de la Ley de Fomento Productivo que brinda seguridad jurídica e incentivos tributarios. “El sector privado general el 90% de empleo y eso buscamos que crezca. Este nuevo polo de desarrollo no le cuesta nada al Estado o al sector público, esa es la forma en que debemos trabajar, tenemos que ser gestores y generadores de proyecto y no de endeudamiento”.

El prefecto de Tungurahua, Fernando Naranjo, dijo que es un buen paso que dio el Gobierno al apoyar la creación del nuevo polo de desarrollo que atraerá mayores inversiones en el sector calzado. Sin embargo, no se pueden olvidar de los otros sectores como el textil que está afectado por el contrabando y el carrocero que afronta una serie de problemas.

Los fabricantes de carrocerías deben cumplir una serie de normativas y están limitados a la importación de la materia prima. A eso se agrega la competencia desleal con el ingreso de buses importados; cuando en el país hay una buena producción. Eso afecta aún más porque el 60% de la industria carrocera está en Ambato y requiere de apoyo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)