14 de mayo de 2019 00:00

La nueva alcaldía busca resolver el problema de perros

En el Parque Metropolitano, dos ciclistas llevan a sus perros de raza grande con correa, como dice la norma.

En el Parque Metropolitano, dos ciclistas llevan a sus perros de raza grande con correa, como dice la norma. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 37
Evelyn Jácome
Coordinadora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Dicen que pisarla es de buena suerte. De ser así, hay calles y espacios públicos en Quito por donde caminar es exponerse a que el destino le sonría a cada paso. Las heces de perros en las calles son uno de los problemas más complejos de la ciudad.

De los casi 600 000 animales de compañía que hay en Quito, unos 100 000 están en completo estado de abandono. Viven en las calles y se alimentan de basura. Según la Secretaría de Salud, solo 100 000 perros tienen dueño y viven en casa. En realidad quienes agravan el problema son casi 400 000 animales que pese a tener dueño, pasan todo el día afuera. Por eso el problema de las heces se vuelve casi incontrolable.

El Parque Bicentenario tiene una zona especial dedicada a las mascotas. El sábado 11 de mayo de 2019, 11 perros jugaban en los aparatos y subían las escaleras. Entre ellos estaba Bruno, un Schnauzer de tres años.

Marcela Viteri, su dueña, contó que llevaba al animal al menos tres veces por semana. Considera que es una buena herramienta, pero que todavía hay gente que lleva perros agresivos sin cadena, y que en varias ocasiones habían atacado a su mascota.

mascotas desechos

Con ella coincide Diana de Piedra, quien visita el parque los fines de semana junto con su esposo y ‘su hija’ , una Basset House de 8 años. Aunque admite que encuentran con frecuencia perros cuyos dueños no recogen los excrementos, por lo que debe caminar con cuidado. Hoy, dice, el problema es peor que antes. En la zona que bordea al área canina, se contaron 12 excrementos.

Quito cuenta con 10 zonas caninas en parques metropolitanos como el Equinoccial, Guangüiltagua, de la Mujer y La Carolina. Pero los problemas con las mascotas llegan a las calles y condominios. En Los Ciruelos, en Ponceano, viven 130 familias y, según Amparo Figueroa, administradora, los problemas más frecuentes se dan por tenencia de perros.

Asegura que en lo que va del año, ha recibido al menos 50 quejas por no sacar al perro con bozal, y por no recoger las heces del parque.

Los estatutos del barrio contemplan que quien no lo haga deberá pagar una multa de USD 20. Sin embargo, nadie cancela. En la ciudad pasa algo similar.

Las ordenanzas municipales que regulan la fauna urbana y las normas de convivencia -que fueron recogidas en el Código Municipal- explican que cuando alguien saca a pasear a su mascota debe cumplir ciertas normas como, por ejemplo, tener una funda para llevarse las heces, que los animales grandes deben salir únicamente con cadena y bozal, que no se puede maltratar a los animales, entre otras disposiciones.

Sin embargo, la Agencia Metropolitana de Control (AMC) informó que durante el año pasado y en lo que va de este no hay sancionados por no recoger las heces de animales domésticos. Según la dependencia, ese es un proceso que se inicia únicamente en flagrancia por lo que es difícil sancionar. Desde el 2018, solo una persona fue multada por sacar a pasear a su perro sin una cadena.

Para resolver el problema de los perros callejeros, el Municipio lleva a cabo desde el 2012 un programa de esterilización gratuita. Karina Pisco, coordinadora de Urbanimal, indica que en lo que va del año se han realizado
6 000 cirugías para evitar que los perros se sigan reproduciendo y la situación empeore. El año pasado fueron 17 730 intervenciones. En los últimos cuatro años se ha esterilizado a 60 000 animales. Con cada animal intervenido, se ha evitado que nazcan 18 perros por año.

Particularmente, cada cirugía puede costar entre USD 80 y 400 dependiendo del tamaño del animal. Pisco admite que el programa tiene que extenderse para llegar a un universo mayor. El presupuesto 2019 es de USD 326 100, con lo cual aparte de esterilizaciones, se debe invertir en educación , control de plagas y mantenimiento de albergues.

Andrés Fierro, quien estará a la cabeza de Urbanimal en la administración entrante, explica que en el plan del alcalde Jorge Yunda la atención a perros será prioridad. Se repotenciarán los dos hospitales públicos para brindar un correcto servicio veterinario gratuito.

Tienen planificado intervenir con las esterilizaciones a los perros sin dueño a través de brigadas que visiten las zonas conflictivas donde hay jaurías. “El Alcalde hizo una gestión con la embajada de China, que ofrece dos quirófanos móviles para el área veterinaria. La propuesta es tener cinco equipos para poder llegar a la mayor cantidad de perros”.

Tienen planeado trabajar en educación, en tenencia responsable de mascotas y revisar las multas para que la gente tome conciencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (1)