16 de enero de 2021 18:34

La Alcaldía de Quito tiene hasta diciembre del 2021 para cambiarse de casa; cinco lugares en estudio…

Una parte del Palacio Municipal, en el Centro Histórico de Quito, quedaría solo para actos protocolarios y ese cambio no restará, de ninguna manera, historicidad, dice el Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP). Foto: Archivo / EL COMERCIO

Una parte del Palacio Municipal, en el Centro Histórico de Quito, quedaría solo para actos protocolarios y ese cambio no restará, de ninguna manera, historicidad, dice el Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP). Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 30
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 6
Betty Beltrán

El Municipio de Quito analiza cinco opciones para cambiar su operación. Los predios en estudio están cerca de Los Chillos, dos en el norte y otros dos en el sur. En uno de esos sectores estaría el predio que podría ser la nueva casa del poder ejecutivo del Municipio de Quito y, posiblemente, la del legislativo.

De esto último no hay aún certeza, pero lo que sí está claro es que el 31 de diciembre será el tope para hacer el cambio. La información fue proporcionada por Freddy Erazo, administrador general, este sábado 16 de enero del 2021.

El pasado jueves, el alcalde Jorge Yunda informó que se decidió el traslado de las tareas administrativas de la Alcaldía a otros edificios que estén fuera del Centro Histórico y el Palacio Municipal sirva solamente para actos protocolares.

La medida tiene el objetivo de preservar el Centro Histórico de Quito y evitar que los manifestantes que llegan hasta ese punto ataquen el patrimonio de la ciudad de forma desproporcionada, tal cual ocurrió en octubre del 2019. Además, la decisión se toma porque “se hace necesario reactivar el turismo, atrayendo a visitantes nacionales y extranjeros”.

Ese cambio no sería de la noche a la mañana, como lo dejó sentado el Burgomaestre; pero sí hasta antes de concluir el año 2021, agregó Erazo. Dijo más: “el Alcalde dejó sentado que esa iniciativa no debe implicar gastos para construcción, solo lo necesario para la movilización; es decir, no invertir recursos sino aprovechar las cosas que tiene el Municipio”.

Hay predios donde se pueden hacer esos acomodos, pues el único pedido que hizo el alcalde Yunda fue que sean sitios donde haya fácil acceso y amplia movilidad, apuntó Erazo. Hace unos días ya se mandaron técnicos para valorar cinco ubicaciones que podrían ser las más potentes desde el punto de vista visual y que están cerca de Los Chillos, norte y sur del Distrito, acotó Erazo.

Para decidir con cuál se quedan o buscar otros se activarán, desde esta semana, varias mesas de trabajo y análisis con funcionarios de varias dependencias municipales: Administración General, Secretaría de Territorio, Administración Zonal (dependiendo al lugar escogido) e Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP).

Mientras la Alcaldía saldría, el alcalde Yunda ha insistido que la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) y la Agencia Metropolitana de Control (AMC) deben estar en el Centro. Para ello también hay ciertos acercamientos para ver cuáles son las mejores posibilidades para albergar a esas dos dependencias técnicas.

Jhony Núñez, de la Asamblea Ciudadana del Centro Histórico, no está de acuerdo en que el Ejecutivo municipal se vaya del Centro, que “en tal caso quien debe irse es la Presidencia de la República”. Y dio sus razones: “la agresividad de los manifestantes que vienen por acá es por dar la contra a los funcionarios de Carondelet y no por los del Municipio”.

Una parte del edificio de la Venezuela, entre Espejo y Chile, quedaría solo para actos protocolarios y ese cambio no restará, de ninguna manera, historicidad, apuntó Raúl Codena, director Ejecutivo del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP).

La última vez que el Palacio Municipal fue restaurado fue en 1909, a cargo del arquitecto Raúl María Pereira, con motivo del centenario del Primer Grito de la Independencia. Luego, en 1961 el predio fue derrocado. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La última vez que el Palacio Municipal fue restaurado fue en 1909, a cargo del arquitecto Raúl María Pereira, con motivo del centenario del Primer Grito de la Independencia. Luego, en 1961 el predio fue derrocado. Foto: Archivo / EL COMERCIO

De su lado, Patricio Guerra, cronista de la Ciudad, hizo un recordatorio de la historia de ese edificio que actualmente acoge a la municipalidad de Quito. La última vez que fue remozado fue en 1909, a cargo del arquitecto Raúl María Pereira, con motivo del centenario del Primer Grito de la Independencia. Luego, en 1961 el predio fue derrocado.

Tras la declaratoria de Quito como sede de la undécima Conferencia Interamericana de Cancilleres se vio la necesidad de que la ciudad cuenta con un palacio municipal, agregó Guerra. Y en 1956 se declaró desierto el primer concurso de ese proyecto, y solo en 1960 se tuvo un ganador con el trabajo del arquitecto Osvaldo Muñoz Pereira.

El actual edificio fue diseñado por los arquitectos Diego Banderas y Juan Espinoza Páez, por encargo del alcalde de aquel entonces Jaime del Castillo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (11)