5 de mayo de 2019 00:00

Los más antiguos dejarán sus funciones

José Yúnez es alcalde de Samborondón desde 1996, Jaime Nebot llegó a la alcaldía de Guayaquil en el 2000, Hugo Cruz es alcalde de El Carmen desde el 2000 y Franklin Cox es alcalde de Aguarico desde el 2000.  Foto: Archivo / Cortesía

José Yúnez es alcalde de Samborondón desde 1996, Jaime Nebot llegó a la alcaldía de Guayaquil en el 2000, Hugo Cruz es alcalde de El Carmen desde el 2000 y Franklin Cox es alcalde de Aguarico desde el 2000. Foto: Archivo / Cortesía

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 9
Contento 2
Jorge González

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cuando asumió la Alcaldía de Samborondón, en 1996, la moneda oficial de Ecuador era el sucre. Desde entonces, José Yúnez Parra, conocido como ‘Coco Yúnez’, ha liderado ese Cabildo ininterrumpidamente por 23 años. Esa cantidad de tiempo lo ha consagrado, a sus 58 años de edad, como el dignatario más antiguo del país.

El próximo 14 de mayo lo sucederá en el cargo su hijo Juan José Yúnez, quien resultó electo en las seccionales pasadas, con un 56% de los votos.
Durante sus cinco periodos, cuenta, ha visto varios cambios: la adopción del dólar como moneda y vivió ocho gobiernos, desde Abdalá Bucaram hasta Lenín Moreno.

También recuerda las obras y proyectos para el desarrollo local. Hace 23 años Samborondón era un cantón netamente agrícola, hoy es una de las urbes con mayor crecimiento inmobiliario y comercial del Guayas. Su parroquia satélite La Puntilla aglutina a la población de clase media, media alta y alta de la provincia.

Aunque Yúnez es la autoridad de elección popular más antigua de Ecuador, hay un grupo de seis funcionarios más que le siguen en la lista y que también dejarán el poder. Dos de ellos son sus coidearios del Partido Social Cristiano: Jaime Nebot (Guayaquil) y Pedro Salazar (Daule).

Nebot y Salazar son alcaldes de sus cantones desde el año 2000. También desde el inicio del nuevo milenio han estado Franklin Cox (Aguarico, Orellana), Hugo Cruz (El Carmen, Manabí), Manuel Quezada (Santa Isabel, Azuay) y el prefecto de Tungurahua, Luis Fernando Naranjo. (Ver gráfico)
Este grupo no pudo participar en la última elección seccional por la prohibición de reelección indefinida que se aprobó en la consulta popular y referendo celebrada en el 2018.

Con ello, una persona puede ser reelegida una sola vez, consecutiva o no, para el mismo cargo. Por tanto, ninguno de los siete pudo postularse ni otros 40 alcaldes y 14 prefectos que ganaron en el 2009 y se ­reeligieron en el 2014.
Yúnez, Nebot y Salazar dicen que no se van nostálgicos, sino que se retiran agradecidos con sus conciudadanos por haberles permitido “servir tantos años”. “Dejo un municipio caminando, sustentable, con plata en caja, sin deudas”, refiere Yúnez.

Nebot, en cambio, anunció que el próximo 9 de mayo participará en una caravana que recorrerá toda la urbe porteña. “No es una caravana de agradecimiento a Jaime Nebot, Jaime Nebot quiere agradecer a sus conciudadanos por permitirles servir durante 19 años”.

El alcalde guayaquileño dice que en su administración la ciudad no se convirtió en dependiente. Deja una urbe con confianza, que atrae a inversionistas. Además, señala que en el reparto del presupuesto que deja, USD 86 de cada 100 sirven para obras y servicios.

“Ahí queda el nuevo presupuesto, con USD 817 millones de dólares: el presupuesto más alto de la historia, con los impuestos más bajos del país, con la mayor devolución de recursos a las personas en obras y servicios, superando lo que recibimos”, precisa.

Nebot, Yúnez y Salazar se han mostrado desde el 2006 como las figuras más visibles de oposición al ‘correísmo’. Los tres lograron mantener la hegemonía del PSC en sus jurisdicciones con Cynthia Viteri en Guayaquil, Juan José Yúnez en Samborondón y Luis Cañizares en Daule.

Un panorama distinto ocurrió en El Carmen (Manabí) y en Santa Isabel (Azuay). En el primer cantón, el alcalde Hugo Cruz intentó sin éxito que su hija Mayra Cruz le sucediera en el cargo. Ella fue la apuesta del oficialista Alianza País, pero quedó tercera con apenas el 24,22% de los votos.

Mientras, Manuel Quezada no pudo hacer que su esposa, Mónica Torres, continuara en el Cabildo. Ella fue auspiciada por Popular Democracia y Libertad, pero captó el cuarto puesto con tan solo el 11,56%.

Aunque se alejan de sus funciones, no todos se irán de la actividad política. El alcalde Nebot adelantó que continuará en sus actividades privadas, pero también presidirá el Comité de Bicentenario de Guayaquil. Y estará acompañando a los dignatarios electos por el PSC y afines en el país, como ofreció en la campaña pasada.

Yúnez dice que retornará a la actividad agrícola, al igual que Salazar. Además, ambos serán asesores en materia productiva del nuevo prefecto de Guayas, Carlos Luis Morales. Esos cargos son ‘ad honorem’.

Naranjo, en cambio, señala que seguirá trabajando desde el sitio que se encuentre para apoyar la gestión del prefecto electo por Tungurahua, Manuel Caizabanda. Cruz, Cox y Quezada precisan que seguirán, por lo pronto, en sus actividades personales y disfrutarán de su familia.

En el caso de la Alcaldía de Guayaquil existen también dos concejales antiguos en sus funciones y que también el 14 de mayo dejarán el poder. Ellos son la vicealcaldesa Doménica Tabacchi y Leopoldo ‘Polo’ Baquerizo.

Los dos están desde el 2002. Tabacchi, quien participó como precandidata a la Alcaldía de Guayaquil por el PSC y renunció a esa intención, afirma que continuará trabajando de cerca con la ciudadanía. No obstante, aclara que “estará donde el pueblo la ubique”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (6)