1 de noviembre de 2020 00:00

Jorge Wated: ‘Ajustaremos el cálculo para definir la pensión”

Entrevista con Jorge Wated, presidente del consejo directivo del IESS

Entrevista con Jorge Wated, presidente del consejo directivo del IESS. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 19
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 5
Mónica Orozco

Jorge Wated laboró en empresas privadas y ha ejercido como gerente de la Corporación Financiera Nacional (CFN) en dos períodos. Además, presidió la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO), fue delegado al Directorio de BanEcuador y estuvo a cargo de la Fuerza de Tarea Conjunta Guayas. Desde el 6 de mayo asumió la presidencia del IESS.

Finanzas ofrece pagar USD 1 527 millones de su deuda con el IESS hasta diciembre. ¿Cuánto de ese monto se invertirá en bonos,comosehaanticipado?

Serán un poco más de USD 600 millones que se pagarán en liquidez pura y el remanente (unos USD 800 millones) será compra de bonos, que serán negociables, a cinco y 10 años. Con una tasa conveniente para el IESS, porque a mayor plazo más alta la tasa.

¿Por qué compran bonos dada la situación complicada de liquidez del IESS?


El Gobierno ha hecho un esfuerzo inmenso, considerando su situación economía difícil. La liquidez ayuda a cubrir el pago de pensiones; y el resto, de todos modos, hay que invertirlo. Tampoco es que en el país haya tantas opciones para invertir, por lo que la operación con el Estado nos viene bien. Si bien el pago del Gobierno ayuda, no resuelve el problema del IESS, que es un tema estructural. Para cubrir todas sus obligaciones, el IESS necesita un volumen más grande de afiliados que garantice más ingresos. Eso demanda cambios de fondo, porque el modelo actual de aseguramiento no es sostenible.

Precisamente, la coordinación con el titular de Economía, Mauricio Pozo, para la reforma a la seguridad social ya empezó. ¿Cuál es el plan?

Hay que terminar el diálogo social que se ha venido trabajando con la OIT y dejar una reforma completa. Hoy se está intentando reformar el artículo 28 de la Ley de la Seguridad Social, que establece la forma de elegir a los miembros del consejo de parte de los trabajadores. Pero una reforma puntual no resuelve el problema estructural de la institución.

Entonces, ¿qué ajustes debiera tener la reforma?

Determinar claramente las fuentes de ingreso del sistema para que sea sostenible. Hacen falta procesos de control; por ejemplo, actualmente no existe una auditora externa que califique y determine la situación de los fondos, para que no sea solo el director o el presidente del IESS el que dé esos datos. Definir un modelo de gobernanza. Esto porque si bien el Gobierno tiene participación del 33% en las decisiones, eso no quiere decir que yo me siento aquí y esto se maneja como un ministerio. Actualmente, si cambia el presidente del IESS, cambia la administración, eso no da estabilidad. Tampoco pasa solo por discutir cómo se integra el Consejo, sino cómo se le da autonomía; es decir, se necesita una administración estable e independiente. También se debe discutir el modelo de salud, cómo mejorarlo sin necesidad de llegar a privatizarlo. Todo eso se debe discutir, analizar, repensar y, para ello, están las mesas de trabajo.

¿Cuándo se van a instalar las mesas?

Vamos a reactivar el diálogo en las próximas semanas.

¿Qué garantiza que esta vez el diálogo sí evidencie resultados?

La pandemia paralizó el diálogo desde marzo. Hay un avance que esperamos que nos permita a nosotros construir esto lo antes posible y dejar un borrador de reforma. Por otro lado, estamos trabajado para que exista un correcto manejo de los gastos. Hemos denunciado y emprendido acciones en el tema de carnés de discapacidad, de medicinas caducadas, deuda del Estado. Hemos logrado contener y revertir la caída de afiliaciones. Julio fue el último mes de caída. En agosto recuperamos 34 000 y en septiembre, 1 600.

Hay cambios que el Consejo puede hacer sin necesidad de reforma. ¿Qué alcanza a hacer en los meses que quedan?

El cálculo de las pensiones. El monto a recibir se hace considerando los cinco mejores años, pero cada año se tenía que ir incrementando los años hasta alcanzar lo que dice la ley: que el cálculo se hará con base en los 10 mejores años, con un tope de hasta los 20 mejores años. Pero esto no se ha cumplido, lo que se hizo fue un ajuste a la fórmula matemática para evitar incrementos injustificados de ingresos en los últimos años, que elevaran el monto a recibir, porque descubrieron 17 casos de personas que se habían afiliado con USD 800 y los cinco últimos mejores años se pusieron USD 2 000 como ingresos -irreales- para mejorar su pensión. Pero para evitar eso, lo que tenía que suceder es que vayan creciendo los años tomados para el cálculo. Solo eso da el verdadero valor de la pensión. Vamos a hacer estudios actuariales y, sobre ellos, tomaremos decisiones. Queremos aplicar la Ley.

¿Cuándo se resolverá?

Yo quiero tomarla este año, para concentrarnos el siguiente en la reforma.

Se había anticipado que se revisaría el aporte de los afiliados para cubrir la atención de salud de menores de 18 años, ¿se hará?


No creo que alcancemos. Este problema se resuelve incrementando la aportación y no es el momento para un alza.

¿Cómo avanza el diálogo para la deuda de salud?


Vamos a ir a una mediación con la Procuraduría del Estado, porque nuestra cifra no cuadra con la de Finanzas.

En total, ¿de cuánto es la deuda aún de Finanzas?


Unos 6 500 millones. De esa cifra, el mayor rubro es de salud, por USD 3 800 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (44)
No (11)