17 de febrero de 2021 00:00

Aglomeraciones en las playas; la Sierra tuvo pocas visitas

La playa de Atacames, en Esmeraldas, recibió a unos 25 000 visitantes en el feriado. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO

La playa de Atacames, en Esmeraldas, recibió a unos 25 000 visitantes en el feriado. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacciones Esmeraldas, Guayaquil, Sierra Centro y Sierra Norte (I)

Las playas estuvieron entre los destinos favoritos escogidos por los ecuatorianos durante el último feriado de Carnaval.

Uno de los balnearios preferidos fue Atacames, en Esmeraldas. Unos 25 000 turistas llegaron a esta localidad, durante los cuatro días de asueto, según el balance inicial de la Cámara de Turismo local.

Los hoteleros no esperaban esa cantidad de turistas debido la pandemia del covid-19. El año pasado hubo una asistencia de unas 50 000 personas.

En los 200 hoteles habilitados la ocupación fue del 60%; en especial, en playas como Atacames, Tonsupa y Same. Los tres destinos fueron los más visitados por los viajeros entre el sábado 13 y martes 16 de febrero del 2021.

Según el expresidente de la Cámara de Turismo de Atacames, Alfonso Aparicio, a pesar de ser temporada alta, se cobraron precios reducidos, entre 12 y USD 15 por persona.

Entre los hoteles con 60% de ocupación estuvieron el Cayapas, Playa Hermosa, La Aldea Playa, Aldea Mar, Rosmar, Andy y el Atacames, que tiene una capacidad para 620 personas.

En Guayaquil, provincia del Guayas, también hubo un intenso movimiento. La salida de pasajeros desde esta urbe fue masiva el fin de semana.

Desde el viernes hasta el lunes último, desde la terminal terrestre se movilizaron unos 160 000 viajeros. Según los reportes oficiales, los destinos de mayor flujo de turistas fueron Santa Elena, Manabí, Los Ríos y cantones de Guayas.

Las playas se convirtieron en la mayor atracción turística. Salinas y Villamil Playas fueron las localidades más concurridas en los días de descanso.

Los deportes extremos fueron uno de los atractivos que ofreció Baños, en Tungurahua. Foto: Glenda Gacometti/ EL COMERCIO

Los deportes extremos fueron uno de los atractivos que ofreció Baños, en Tungurahua. Foto: Glenda Gacometti/ EL COMERCIO


Según representantes de restaurantes, hosterías y centros de diversión, es la primera vez en este 2021 que el turismo tuvo un repunte en la economía. Los datos de los ingresos se conocerán en los próximos días.

De acuerdo al balance del COE Nacional, en este Carnaval se registraron muchos excesos. Según el presidente Juan Zapata, los mayores inconvenientes ocurrieron en Guayas y Santa Elena.

Entre las estadísticas más alarmantes están las fiestas clandestinas. En este ámbito esta vez se registraron 1 398 eventos ilegales, mientras que en el 2020 hubo 654.

Los escándalos también pasaron de 5 211 el año anterior a unos 7 696. El consumo de alcohol en la vía pública fue otro problema. En este año hubo 9 000 reportes frente a los 6 000 del asueto del 2020.

Igualmente, se registraron unas 5 082 aglomeraciones y unos 97 000 incumplimientos de aforo y distanciamiento, principalmente en las playas.

Más de 500 policías y militares se unieron para reforzar los controles en Salinas y Montañita. En esta última localidad, se abrieron bares y discotecas sin medidas de bioseguridad.

En la Sierra, las ciudades de Ambato y Riobamba tuvieron poca presencia de turistas.

En Ambato, las 3 901 plazas hoteleras no se llenaron como en el 2020, según los empresarios debido a que no se elaboró una agenda por la Fiesta de la Fruta y de las Flores (FFF).

A esto se sumó la restricción vehicular que provocó inconvenientes en viajeros.

En cambio, Baños fue una de las urbes con mayor presencia turística. El domingo fue el mejor día, con el mayor hospedaje. Unas 5 600 de las 8 000 plazas fueron utilizadas.

“Es un feriado positivo tomando en cuenta que los hoteles, hosterías, restaurantes y más solo tienen 50% del aforo. La gente llegó desde Quito, Guayaquil, Cuenca y ciudades cercanas”, explicó Varela.

Imbabura, en cambio, tuvo pocos visitantes, a pesar de que se organizaron programas como una feria gastronómica, en Ibarra y una exposición de tallados en San Antonio.

Este Carnaval fue uno de los más complicados porque mucha gente prefirió no viajar por temor a la pandemia. Así evalúa el feriado José Naranjo, de la Red de Profesionales del Turismo de Imbabura.

La mayoría de locales de hospedaje no se llenó ni siquiera en el aforo permitido.

En contexto

El próximo feriado será del viernes 2 de abril al domingo 4, por Semana Santa. Aunque esa fecha es parte de los 11 días previstos en el calendario de feriados del país, el COE Nacional tiene la última palabra sobre restricción de actividades por el covid-19.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)