Agentes controlan el respeto a las medidas de bioseguridad en buses y paradas de Quito

Los buses deben cumplir con el aforo del 50% en las unidades. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Los buses deben cumplir con el aforo del 50% en las unidades. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Los buses deben cumplir con el aforo del 50% en las unidades. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Una usuaria de un bus que cumplía su ruta diaria desde el sector de Carapungo, en el norte, hasta el sur de Quito reportó que el conductor y la persona encargada de cobrar el pasaje no utilizaban mascarilla. Eso ocurrió la tarde del lunes, 26 de abril del 2021, cerca de las 16:00.

Y aunque a través de una imagen borrosa se observó este incumplimiento, las autoridades locales afirman que los controles para verificar que se acaten las medidas de bioseguridad en el transporte público son continuos y se realizan a diario.

Según la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), desde enero pasado hasta este miércoles 28 de abril del 2021, se han realizado unas 25 000 inspecciones a las unidades del servicio de transporte público en todo el Distrito. 

Los agentes controlan –principalmente- que se cumpla con el aforo del 50% en cada bus, tal y como se estableció en el Decreto Ejecutivo 1291, en el que definieron los lineamientos que deben respetar las 16 provincias en las que rige el estado de excepción focalizado hasta el próximo 20 de mayo.

Esa normativa se cumple cuando no existe tanta demanda de pasajeros o en los horarios que no son considerados de alta afluencia. Pero a las 06:00 o al mediodía, el panorama cambia. Así se visualizó cerca de las 12:30 de ayer, martes, en algunas unidades del sistema Ecovía que lucían repletas de pasajeros y con varios usuarios de pie.

La AMT indicó que durante este primer cuatrimestre se reportaron 2 100 incumplimientos a las medidas en las unidades revisadas por los agentes.

El cumplimiento a las medidas de bioseguridad es parte del seguimiento que también hace la Secretaría de Movilidad a las operadoras que laboran en la ciudad y aspiran a ser parte del proceso del incremento de la tarifa del pasaje.

El secretario de Movilidad, Guillermo Abad, informó la semana pasada que no se habían reportado mayores novedades en los buses que están siendo monitoreados y que solo habían recibido algunas denuncias menores de usuarios.

Esta revisión se realiza a través de los GPS que están colocados actualmente en 1 874 buses de la ciudad, y que envían información en tiempo real hacia un sistema computarizado a cargo de personal de la Secretaría.

Abad indicó que entre cuatro y cinco operadoras están cerca de cumplir con todos los parámetros de calidad que exige el Municipio para finiquitar el alza del pasaje.

Mientras tanto, la AMT recomienda a los usuarios del transporte público que usen correctamente la mascarilla en el interior de cada unidad, permitir la ventilación con al menos dos ventanas abiertas, evitar dialogar con otros pasajeros durante el viaje, respetar las señalizaciones de distancia en los asientos y mantener la distancia recomendada en las estaciones.