22 de agosto de 2019 00:00

La agenda del alcalde Jorge Yunda prioriza 3 áreas en los primeros 100 días

En La Marín se aprecian algunos de los síntomas de los principales problemas de la ciudad: congestión, desorden, comercio informal e inseguridad. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En La Marín se aprecian algunos de los síntomas de los principales problemas de la ciudad: congestión, desorden, comercio informal e inseguridad. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 49
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 19
Ana María Carvajal

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cien días son pocos para evaluar una administración, pero suficientes para dar un vistazo al modelo que empezó a aplicarse en Quito desde el 14 de mayo. Quedan 1 361 días por delante, no obstante el alcalde Jorge Yunda aún no tiene definido un presupuesto 2019. Ese fue su primer traspié en el Concejo, que se subsanará este jueves 22 de agosto del 2019, con la presentación de la reforma ante la Asamblea de Quito.

Yunda tiene entre sus prioridades la reestructuración municipal. Para ello contrató una consultoría privada, para que elabore una radiografía del estado en el que recibió el Municipio y que esta sea una herramienta de planificación. El Alcalde recibió los resultados a fines de julio, en los que se basará para aplicar los cambios. Por ahora se evalúan fusiones entre las 12 secretarías y la pertinencia de que la ciudad esté a cargo de algunas de las 13 empresas que no prestan servicios estratégicos.

Para el urbanista Gustavo Durán, es interesante que Yunda haya estructurado un equipo con personas de alta calidad académica, como Fernando Carrión o Santiago Gangotena y que se apoye en consultorías. Pero considera que existe el potencial riesgo de que todo se haga “puertas afuera”, debido a que el Alcalde no tiene experiencia en gestión pública. “Da la sensación de gobernar con la chequera”.

Señala como un acierto el que Yunda haya dado un mensaje positivo a la gente desde su posesión, cuando había deterioro en la relación entre la ciudadanía y la administración. Pero cree que se ha exagerado en el uso de esos recursos, “lo que en política se conoce como cosechar los mangos bajitos, una cosecha que no implica muchos riesgos y que arroja resultados fáciles”. En ese ámbito está la repavimentación, eliminar el reinado de Quito, escoger a los administradores zonales por concurso de merecimientos, o el plan de apadrinamiento de perros.

Aunque es pronto para evaluar la gestión de Yunda, al catedrático Marco Córdova le preocupa que sus primeras acciones se vean desarticuladas. Mencionó el concurso que lanzó este 21 de agosto del 2019 Carrión para el Corredor Metropolitano y el anuncio de la medida temporal Hoy no circula, a cargo de Guillermo Abad. En estos casos se pregunta: por qué se presentó como una medida por obras viales y no algo integral.

“Ellos desarrollan propuestas que aparentemente podrían terminar siendo procesos paralelos a la propia gestión, si no se articulan a la planificación general”, dice. Según su criterio, hace falta más planeación de la ciudad para que exista una lectura más amplia de política pública y no solo acciones puntuales.


Cambio en el Pico y placa se aplica por obras viales


Seis días después de su posesión, Yunda anunció un plan intensivo de repavimentación de toda la ciudad, que tomaría entre seis y siete meses y durante el cual se aplicaría el Pico y placa todo el día. Desde entonces, la Epmmop, la Secretaría de Movilidad y la Agencia Metropolitana de Tránsito dieron forma a este proyecto.

La primera fase del plan durará ocho meses, arrancará el 9 de septiembre próximo y cubrirá 110 kilómetros de vías. La intervención se pagará mayoritariamente con el presupuesto 2020. En ese lapso regirá el Hoy no circula, de 05:00 a 20:00. Esta restricción de circulación vehicular incluirá a los taxis, aunque la mayoría planea protestas para flexibilizar la medida para el gremio.

En cuanto a transporte público, el Alcalde dijo en mayo que presentaría al Concejo el proyecto de ordenanza sobre estructura tarifaria en junio, pero hasta el martes, la propuesta continuaba en su despacho y aún no era remitida a la Comisión de Movilidad. Esta ordenanza es clave para la entrada en operaciones del Metro y la implementación de un sistema integrado de recaudo de pasajes, con medios electrónicos. Tampoco se ha oficializado el modelo de gestión del Metro de Quito, que sería una alianza público-privada.

Municipio invertirá en las UPC y en videovigilancia

Días antes de su posesión, el Alcalde designó al general (sp) Euclides Mantilla como el Secretario de Seguridad. Él trabajó desde entonces en un plan de apoyo municipal al Gobierno central, para reforzar la seguridad en Quito.

Según Yunda, actualmente está en licitación un contrato para la compra de cámaras de videovigilancia con detección facial, que serán el principal elemento de la plataforma de seguridad Ojos de dios y que costará aproximadamente medio millón de dólares. El Alcalde explica que se dará prioridad a la cobertura del Centro Histórico porque espera que aporte a la recuperación de San Roque y La Marín, y estos sectores se conviertan en un foco de seguridad que se expanda.

El Municipio firmó el jueves pasado (15 de agosto) un convenio con el Ministerio del Interior para recuperar 34 unidades de policía comunitaria y aportar con el combustible, el mantenimiento de patrulleros y la iluminación de espacios públicos.

Un tema pendiente en este último punto son las ventas informales, pues, según las autoridades, no solo causan desorden sino que suelen camuflar microtráfico y delincuencia. En julio se hizo un registro de comerciantes que podrían participar del plan KiosQuito, que incluye a los mercados.

El Cabildo busca reducir el costo de recolección


Recoger basura en Quito cuesta en promedio USD 66, en el Centro Histórico sube a USD 120 y la recolección diferenciada llega a USD 300. Una de las metas del Municipio en ese ámbito es que Emaseo logre una reducción en los costos como ocurre en Guayaquil, donde en promedio esta fase del tratamiento de desechos cuesta de USD 39.

La empresa prevé recaudar este año USD 52 millones provenientes de la tasa de recolección de basura, que se cobra en la planilla de la luz. En años pasados se ha requerido una inyección de capital municipal, pero la meta es usar únicamente ese monto y este 23 de julio se cumple el plazo de 30 días que el Concejo le dio a Emaseo, para emitir un informe sobre cómo lo logrará.

En temas ambientales, el lunes se anunció el inicio del proyecto Vindobona, que tiene el objetivo de limpiar los ríos de la ciudad. Este destinará USD 63 millones a la construcción de un túnel entre La Tola y El Batán, que cortará el paso de las aguas servidas hacia el río Machángara.

Luego de 30 meses se construirá otro túnel hasta San Antonio de Pichincha, donde por un monto de USD 1 000 millones se levantará la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Vindobona, que descontaminará el 99% de los afluentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (8)