21 de abril de 2019 00:00

La ANT atribuye nueva escasez de placas a lentitud en su fabricación

Patricio Alvarado, de Emov-Cuenca, muestra las placas que quedan. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO

Patricio Alvarado, de Emov-Cuenca, muestra las placas que quedan. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 48
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 4
Varias redacciones (I)

Dos años después de que en el país se sintiera con fuerza la falta de placas para vehículos, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), confirmó esta semana que el retraso en la entrega vuelve a afectar. Según la entidad, el desfase comenzó en junio del 2018.

Hasta finales de ese año, la Agencia entregó 364 388 identificaciones y cubrió solicitudes del 2016, 2017 y “gran parte” de la demanda del 2018.

En el caso de Quito, la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) dejó de recibir las láminas para autos nuevos en noviembre. A la fecha hay un déficit de 31 000 placas.

En cambio, los duplicados dejaron de llegar hace 13 meses y se requieren 10 000.

Igual sucede con las identificaciones para vehículos que se cambiaron de servicio particular a público, o viceversa.

En las oficinas de la AMT, la respuesta es que no tienen material. Solo entregan un papel, que tiene validez de 90 días.

En el 2018, Javier Guarderas, coordinador de matriculación de la AMT, se reunió con personal de la Dirección Administrativa de la ANT para analizar esta falencia. Allí se estableció un protocolo para que la Agencia Nacional priorice la entrega del material para autos nuevos, pues es el área en donde más demanda existe.

Ahora, el funcionario asegura que la ANT no ha cumplido con lo acordado en esa cita.

En las oficinas donde se hace el trámite, Jorge Acosta contó haber visitado cada mes esas instalaciones, pero que no tiene respuestas. “Solo me dicen que vaya a la ANT, pero allá me indican que no saben cuándo entregarán y que no hay material para elaborarlas”.

El pasado miércoles 17 de abril del 2019, José Anchundia y su tío llegaron desde Manta al centro de matriculación del norte de Quito, para solicitar las placas de un auto que compraron en enero del año pasado en esa ciudad.
Pero solo le entregaron el documento provisional en papel.

Este Diario habló con el director de la Agencia de Tránsito, Álvaro Guzmán, quien explicó que el problema está en el proceso de producción y que hace falta modernizar la fábrica. “La causa principal (del retraso) es porque la fábrica es muy lenta y el parque automotor ha crecido mucho. La demanda es muy alta y eso genera retrasos. No tenemos la capacidad necesaria y la producción no va a la misma velocidad que la venta de autos”.

En el país funciona una sola fábrica en el sur de Quito y desde ahí se despachan las placas a escala nacional. Este Diario pidió ingresar a esas instalaciones, pero no se emitió la autorización.

En Quito, José Luis Puente entrega las identificaciones provisionales. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

En Quito, José Luis Puente entrega las identificaciones provisionales. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Los problemas en Guayaquil y en el Austro

En Guayaquil, funcionarios de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) indicaron que una persona debe esperar hasta 60 días para recibir el duplicado de la placa.

El martes 16 de abril del 2019, Anabel Cabero llegó desde Milagro a Guayaquil y retiró la identificación, pero su trámite había comenzado hace seis meses.

Para poder circular en su motocicleta, la mujer tuvo que pedir un certificado de que la placa está en trámite. Ese papel debe estar sellado por la CTE.

Jhonny Matute acudió el martes 16 de abril a solicitar el certificado, pues un funcionario aseguró que la lámina estaría lista en dos meses.

La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) sostuvo que mensualmente reciben en promedio de 1 000 a 1 800 placas para ser entregadas a las concesionarias vehiculares. El último ‘stock’ que recibió la ATM fue de 1 280.

El director de Revisión Técnica Vehicular de Guayaquil, Carlos Orellana, recordó que de junio a noviembre del 2017 se quedaron desabastecidos.
En ese entonces llegaron a un acuerdo con las casas comerciales de vehículos para que estas fabriquen y entreguen planchas similares a las de la ANT, pero en material acrílico, hasta que lleguen las originales.

Desde inicios del 2018 empezaron a recibir nuevamente las láminas. Orellana dijo que desde entonces los desfases son menos frecuentes, pero que hay ocasiones donde se quedan dos o tres días sin material.

Los usuarios indicaron que la situación es diferente.

Azuay y Cañar también enfrentan la falta de placas para vehículos y motos. Desde hace dos meses, la gente solamente recibe un documento provisional impreso, que deben colocar en los parabrisas delantero y posterior.

Homero Quezada matriculó su auto nuevo el pasado 3 de abril, en una agencia de la Empresa de Movilidad (Emov), del Municipio de Cuenca. Allí recibió dos copias y le dijeron que deberá acercarse a retirar la placa original el 3 de julio del 2019.

Para ese mismo mes le ofrecieron a Ramón Yagual, quien el miércoles anterior recibió las identificaciones provisionales.

El gerente de la Emov, Adrián Castro, aseguró que es obligación pegar los documentos en los parabrisas para evitar inconvenientes en los operativos de control. Hasta marzo, solo la Emov de Cuenca tenía un déficit de 8 000 placas pendientes solicitadas por reposición, duplicados o nuevas.

Según Castro, las autoridades de la Agencia Nacional ofrecieron remitir la próxima semana 1 000 láminas para motos y más adelante para vehículos. “La falta de placas en un problema recurrente en el país”, dice el Gerente.

La Dirección de Movilidad de Azogues tiene un registro de más de 1 500 placas pendientes solicitadas en este año.

Los pedidos que llegan del norte del país

En la Mancomunidad del Norte, a la que pertenecen 15 cantones, faltan 3 500 series.

En ese sector tienen otro problema. En el 2017 cambiaron el sistema informático y las solicitudes que constaban desde el 2016 no fueron trasladadas al nuevo sistema. Por eso, la Mancomunidad notificó a la ANT y pidió que se entregara lo rezagado desde el 2016. Sus representantes indicaron que la queja no ha sido solventada.

En ciudades como Ibarra, Otavalo y San Gabriel, los conductores circulan con las identificaciones impresas en papel.

El riesgo es que los delincuentes se aprovechen de esta situación, para asaltar en automotores con series falsas.

Al momento, la Agencia de Tránsito contabiliza el número de placas que está pendiente de entrega en 221 municipios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)