3 de agosto de 2019 18:24

Masiva afluencia de jóvenes al acuartelamiento militar en Quito

Los jóvenes seleccionados cumplirán el servicio militar voluntario durante un año en las unidades militares de las Fuerzas Armadas.

Los jóvenes seleccionados cumplirán el servicio militar voluntario durante un año en las unidades militares de las Fuerzas Armadas. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 7
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 0
Unidad de Noticias
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Miles de jóvenes acudieron la mañana de este sábado 3 de agosto del 2019 al Fuerte Militar ‘El Pintado’ en el sur de Quito. La razón: ellos participan en el proceso de selección para el último proceso de acuartelamiento para el servicio militar que se realiza en este año y que corresponde a la leva 2000.

El teniente coronel Carlos del Pozo, jefe de comunicación social de la Dirección de Movilización del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, manifestó que los chicos comenzaron a llegar en forma masiva desde las 07:00 y el proceso de selección finalizará a las 17:00 de hoy. Lo mismo ocurre en 17 otras ciudades del país para reclutar a 5000 aspirantes a conscriptos (4 081 hombres y 199 mujeres), de entre 18 y 21 años.

Del número de chicas que buscan seguir la carrera militar, 50 se quedarán en Quito. 74 irán a Guayaquil, 50 a Cuenca y 25 a Manta.

acuartelamiento


Los jóvenes seleccionados cumplirán el servicio militar voluntario durante un año en las unidades militares de las Fuerzas Armadas. Allí recibirán formación básica en los ámbitos de instrucción formal, conocimiento de armas, paso de pistas, primeros auxilios, derechos humanos, entre otros. Posteriormente serán asignados a las diferentes unidades operativas de las FF.AA.

los chicos comenzaron a llegar en forma masiva desde las 07:00 y el proceso de selección finalizará a las 17:00

Los chicos comenzaron a llegar en forma masiva desde las 07:00 y el proceso de selección finalizará a las 17:00. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO


La formación estará acompañada de capacitaciones alternativas como computación, carpintería, cerrajería, entre otras. La idea es insertarse en el campo laboral de acuerdo a las aptitudes personales de cada conscripto.

Al final de su formación, ellos recibirán licencia temporal de cinco años como parte de las reservas de las FF.AA. De otro lado –se indicó en la Dirección de Movilización- los conscriptos que no han finalizado sus estudios recibirán facilidades para que los terminen. En ese sentido se brindará flexibilidad en los horarios para ayudar a los chicos, de acuerdo a sus requerimientos.

Desde temprano, los chicos conformaban largas filas para acceder al fuerte militar y rendir las pruebas. Ana Almeida, de 20 años, aspira seguir la carrera militar tras finalizar la conscripción. “Me gusta desde que soy niña. El año pasado vine, pero el cupo era limitado”.

Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO


Efrén Males, de 21 años, resultó no idóneo en las evaluaciones de hoy. Ahora, aspira terminar el bachillerato en este año y tratar de ingresar a la universidad. “Me gustaría estudiar Física o Matemáticas. Soy bueno para eso”.

Andrés Yanez, de 18 años, viajó a Quito desde la ciudad de Ventanas, en Los Ríos. Su objetivo es terminar el servicio militar y luego inscribirse en la Escuela de Formación de Soldados del Ejército (Esforse). “Me siento feliz y motivado, tal vez me asignen a Machachi para cumplir el servicio militar”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (4)