29 de febrero de 2020 00:00

Las afectaciones por lluvias se elevan en la Costa y Sierra

Las calles de los barrios de la comuna Valdivia, en Santa Elena, se inundaron este viernes 28 de febrero del 202 luego de cuatro horas de intensas precipitaciones. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Las calles de los barrios de la comuna Valdivia, en Santa Elena, se inundaron este viernes 28 de febrero del 202 luego de cuatro horas de intensas precipitaciones. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Varias redacciones (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En cuatro horas de fuertes lluvias, desde las 04:00 hasta las 08:00 de este viernes 28 de febrero del 2020, se anegó la comuna Valdivia, en la provincia de Santa Elena. En total, 37 casas quedaron inundadas.

Es posible que este tipo de desastres se presente en los siguientes días. El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) informó que es probable que las provincias del Litoral vuelvan a soportar lluvias de fuerte intensidad en los primeros días de marzo, como ha ocurrido desde el 22 de febrero.

Según el Inamhi, estasno cesarán y tampoco las tormentas eléctricas y ráfagas de viento. En la Sierra y la Amazonía también lloverá de forma intensa.

Por esas condiciones, las poblaciones rurales están cubiertas por las inundaciones.

Una de las viviendas afectadas en Valdivia fue la de Sonia Quijije. El pequeño muro que construyó a la altura de la puerta de ingreso no fue suficiente para contener el agua.

Pasadas las 10:30 la mujer, junto con otros vecinos, intentaba evacuar el agua. El Cuerpo de Bomberos de Manglaralto instaló una bomba para la succión. Quijije se quejó de que es la segunda vez que se inunda, en lo que va de febrero.

El río El Carmen, en la parroquia Monte Olivo, de Carchi, creció y dejó sin vía para el tránsito de los campesinos. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El río El Carmen, en la parroquia Monte Olivo, de Carchi, creció y dejó sin vía para el tránsito de los campesinos. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

A pocos metros, en la calle Guayaquil, Pablo Yagual mostró los estragos en su domicilio: lodo y agua acumulados.

“Colonche y Manglaralto están en áreas bajas. El agua está estancada y llega a 50 y 60 centímetros de alto; hay pérdidas en viviendas pobres”.

En otros poblados como El Palmar, Cadeate, San Pedro, San Pablo se formaron grandes charcos de agua y lodo.

Andrea Cruz y sus hijos no pudieron salir de su vivienda. “Mi preocupación es porque estas aguas provocan enfermedades y habrá mosquitos”.

El alcalde de Santa Elena, Otto Vera, recorrió el barrio La Rivera. Tenía previsto reunirse con el Comité de Operaciones de Emergencia provincial, para analizar una posible emergencia sanitaria de Manglaralto, Valdivia, San Pedro, Libertador Bolívar y San Marcos.

Las afectaciones por lluvias se elevan en la Costa y Sierra

En un primer informe se identificó que 400 casas en el cantón quedaron inundadas y aisladas. Igualmente, se perdieron más de 100 hectáreas de cultivos de maíz y sandía.

La vecina provincia de Guayas también soportó el mal temporal. Las avenidas del norte de Guayaquil, como la Juan Tanca Marengo, amanecieron inundadas. En algunos tramos el agua llegaba hasta casi un metro en esta arteria, que conecta el centro norte con el noroeste y la vía Perimetral. Los ciudadanos caminaban entre el agua.

El Aeropuerto José Joaquín de Olmedo dejó de operar media hora por las condiciones meteorológicas adversas, según la Dirección General de Aviación Civil. Estuvo inoperativo entre las 08:00 y 08:30.

Ha llovido tanto que el acumulado de febrero, de 346,8 litros por metro cuadrado, superó el promedio histórico del mes: 332 mm, según el Inamhi.

En Manabí, el Servicio de Gestión de Riesgos monitorea las afectaciones en el cantón Santa Ana por las crecientes de ríos e inundaciones. Durante las cuatro horas de lluvias del miércoles y jueves se inundaron las fincas y propiedades de 500 familias.

En la Sierra, los 600 habitantes de la parroquia Monte Olivo, en el suroriente del Carchi, amanecieron ayer aislados. Las lluvias de la noche del jueves y madrugada de viernes provocaron la crecida de río El Carmen, por donde pasa la vía de ingreso a esta localidad del cantón Bolívar.

Franklin Osejos, presidente de la Junta Parroquial de Monte Olivo, explicó que el poblado queda aislado cada vez que hay precipitaciones intensas y sube el nivel del río, porque no hay un puente vehicular.

Los automotores que ingresan o salen de la parroquia cruzan por medio del afluente, cuando el caudal está bajo.

En Azuay, un torrencial aguacero con descargas eléctricas cayó la tarde de ayer en Cuenca. En el norte de la ciudad se registraron espacios inundados en la avenida de Las Américas. En otros sectores de la González Suárez se fue el suministro eléctrico durante 20 minutos. La quebrada de Milchichig se salió de su cauce. Los cuatro ríos eran monitoreados.

En Loja, un deslizamiento se registró este viernes en el sector de Yurusal, en el cantón Chaguarpamba, que obstaculizó la vía Loja-Chaguarpamba, pero ya fue abierta al tránsito.

Las lluvias de la tarde y noche del jueves inundaron la capital lojana. Los más afectados fueron los inmuebles de las avenidas Eduardo Kigman y Manuel Agustín Aguirre. Hubo más de 40 casas y un edificio que se anegaron.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)