23 de mayo de 2018 00:00

Dos aeropuertos que están en Manabí esperan la rehabilitación

La terminal aérea Los Perales luce descuidada y sin mantenimiento. Ahí solo se realizan vuelos privados de avionetas. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

La terminal aérea Los Perales luce descuidada y sin mantenimiento. Ahí solo se realizan vuelos privados de avionetas. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
María Victoria Espinosa

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Manabí cuenta con dos aeropuertos operativos: uno en Man­ta y otro en San Vicente. El primero, el Internacional Eloy Alfaro, trabaja con una terminal provisional para vuelos comerciales.

El otro es Los Perales de San Vicente, que solo opera como pista de aterrizaje para vuelos de avionetas de empresas privadas y escuelas de aviación.

En Portoviejo están las instalaciones del aeropuerto Reales Tamarindos, pero dejaron de funcionar en el 2011, por la baja demanda de pasajeros y la falta de inversión.

Desde entonces, el Eloy Alfaro se convirtió en la principal terminal de la provincia para el traslado de pasajeros.

A Los Perales arriban avionetas que llevan personal ejecutivo de Guayas que labora en el Paseo Shopping de Bahía de Caráquez. También llegan las avionetas de la firma West Pacific Fligth -desde Esmeraldas- con alumnos de su escuela de aviación. Las naves que operan en esa pista, de 2 059 metros de largo, son las tipo Cessna 441, 150 y 172 y las Piper 34.

La autorización de estos vuelos la da la Dirección de Aviación Civil. Sus funcionarios dicen que no hay un itinerario de vuelos establecidos, pues todo depende del momento en que lo requieran los usuarios.

En cada avioneta arriban de dos a tres personas, entre los vuelos de semana.
El aeropuerto de Manta funciona desde septiembre del 2017 con una terminal provisional, cuya construcción costó USD 666 941. El terremoto del 2016 destruyó las instalaciones, como la torre de control.

La terminal definitiva, que ocupará 5 000 metros cuadrados, debió empezar a levantarse en abril de este año, según el anuncio hecho por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), a principios de año. Pero hasta el momento esos trabajos no han empezado.

Según el subdirector zonal 4 del MTOP, Diofre Alcívar, el retraso en la obra se debe a que aún no se ha aprobado un crédito por USD 26 millones con China, para la construcción.

El funcionario señaló que están a la espera de una firma para lograr el desembolso. “Esos trámites llevan su tiempo. Pero sabemos que este año se otorgará el crédito y se empezará con la construcción”.

Con ese préstamo se tiene prevista la edificación de una torre de control de 905 metros cuadrados, la adquisición de equipos aeronáuticos y dar mantenimiento a la pista de 2 862 metros de largo.

Esa obra debe estar lista hasta el 2019, pues hasta ese año operará la terminal provisional. Luego, ese espacio será utilizado como zona de carga.

Se tiene proyectada la operación de vuelos internacionales. Hasta el momento, solo las aerolíneas Tame y Avianca prestan el servicio desde Quito hasta Manta y viceversa, con nueve vuelos semanales.

La Cámara de Turismo de Manabí informó que según un estudio de la Agencia de Coo­peración Alemana, las visitas por turismo pueden incrementarse entre un 15 y 30% al año. Y un puntal para lograr ese ascenso es la rehabilitación total del aeropuerto Eloy Alfaro. Además, se recomienda la reapertura de los vuelos regulares por Los Perales, que facilitarán la llegada de visitantes hacia la zona norte.

Actualmente la provincia registra el arribo de 95 000 a 100 000 turistas al año.

Desde marzo, los alcaldes de esas zonas, que incluyen a los cantones Pedernales, Jama, San Vicente, Sucre y Chone, se han reunido con las autoridades nacionales para pedir la rehabilitación del aeropuerto.

“Hemos enviado oficios al MTOP y estamos en conversaciones”, aseguró la alcalde­sa de San Vicente, Rossana Cevallos. Esta iniciativa es respaldada por los habitantes y por los sectores productivos, que el año pasado rechazaron un posible cierre definitivo del aeropuerto.

El Cabildo intentó utilizar esos predios para construir un proyecto de vivienda, pero declinó esa idea por las protestas. Una situación similar se esperaba con el aeropuerto de la capital manabita.

Los portovejenses buscaban la reapertura, pero la Corporación Provincial de Manabí y el Municipio entregaron 25,6 hectáreas de terreno a la empresa Manabí Construye, adscrita a la Prefectura, y a la Empresa Municipal de Parques de Portoviejo para conformar un consorcio de economía mixta.

En esa área se desarrollará el proyecto de Parque de Negocios Villa Nueva de Portoviejo, que comprende la apertura de vías, edificios gubernamentales, centro de convenciones, áreas verdes y una planta ­compacta de tratamiento de aguas residuales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)