El sector turístico espera las decisiones de los COE…
Cinco asesinatos en menos de 24 horas se perpetraron…
Los manifestantes en Colombia señalan a la Policía p…
Transportistas pesados suspenden medidas de hecho; G…
Volqueteros decidieron no pagar el punto de control …
Ministro de Salud pide a Arcsa gestionar autorizació…
Primer ministro británico alerta que la variante ind…
ANT iniciará en 10 días procesos coactivos a conduct…

El Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito pone a prueba sus protocolos de seguridad

Este viernes 15 de mayo del 2020 se realizó un simulacro de la reapertura del aeropuerto Mariscal Sucre de Quito que volverá a operar tentativamente a partir del 1 de junio del 2020 con medidas de bioseguridad. Foto: cortesía.

Este viernes 15 de mayo del 2020 se realizó un simulacro de la reapertura del aeropuerto Mariscal Sucre de Quito que volverá a operar tentativamente a partir del 1 de junio del 2020 con medidas de bioseguridad. Foto: cortesía.

El aeropuerto de Quito realizó este 15 de mayo del 2020 una prueba de sus protocolos de bioseguridad con un vuelo de repatriación que llegó desde EE.UU. Foto: cortesía.

El arribo y salida de pasajeros en los aeropuertos tendrá una mecánica totalmente distinta a partir de su reapertura. El Aeropuerto Mariscal Sucre, de la ciudad de Quito, ha diseñado protocolos para resguardar la salud de los viajeros y garantizar que se cumplan las medidas de bioseguridad. La reanudación de los servicios aeroportuarios está prevista, tentativamente, para el 1 junio del 2020.

Este viernes, 15 de mayo del 2020, el aeropuerto de la capital realizó un simulacro de las operaciones con un vuelo humanitario procedente de Estados Unidos, el cual traslado a 106 ecuatorianos. En el proceso, los pasajeros fueron sometidos a pruebas de temperatura, uso de los puntos de desinfección, toma de distancia en las salas de preembarque y desempeño con láminas de separación.

En un inicio, se expuso el plan a los funcionarios gubernamentales y municipales presentes, para luego presenciar su ejecución. Uno de los principales cambios que se desarrollaron fue en torno a la seguridad aeroportuaria, pues ya no se realizarán inspecciones manuales para constatar objetos metálicos; por esta razón, los pasajeros deberán intentar acudir con la menor cantidad de estos accesorios, pues no se permitirá su circulación hasta que la máquina de control lo habilite. De igual manera, los pasajeros que ingresen al país deben llenar una declaración sobre su estado de salud que permita rastrearlos en caso de que sea necesario.

Este viernes 15 de mayo del 2020 se realizó un simulacro de la reapertura del aeropuerto Mariscal Sucre de Quito que volverá a operar tentativamente a partir del 1 de junio del 2020 con medidas de bioseguridad. Foto: cortesía.

Los protocolos desarrollados por Quiport, organización encargada del manejo del aeropuerto, se diseñaron en base a tres aristas: el funcionamiento del aeropuerto, las aerolíneas y las disposiciones del COE Nacional y Metropolitano. Dentro de los requerimientos se exige la toma temperatura, el uso de mascarillas y, en caso de que llegue a ser obligatorio, se implementarán pruebas de covid-19.

En el interior del aeropuerto se ha colocado señaléticas de distanciamiento en los lugares de fila como los mostradores de chequeo de aerolíneas para ingresar a filtros de seguridad, en el caso de vuelos internaciones, en el área de migración. Las salas de embarque y otros puntos de reunión del aeropuerto han reducido su aforo y también se ha señalizado los asientos para que los pasajeros guarden distancia, se prevé que los usuarios dejen una silla de espacio al momento de sentarse.

Otra de las medidas implementadas ha sido la colocación de mamparas de vidrio en ciertos mostradores del lugar que separen personal y usuarios. Los empleados del lugar también deben utilizar equipos de protección y mascarillas, además, existen cámaras térmicas para controlar la temperatura y bandejas de desinfección de calzado. De igual manera se han colocado 500 estaciones de gel desinfectante a lo largo del aeropuerto y se exhibirá por parlantes y pantallas de la estación las técnicas de cuidado ante el virus.

En el aeropuerto se tomará la temperatura de los pasajeros. Foto: cortesía.

Las instalaciones del Aeropuerto reciben permanente desinfección, pues sus labores no se han suspendido totalmente ya que reciben vuelos de carga y de repatriación. Después del arribo de cada vuelo se realizan procedimientos de esterilización, se espera que estos procesos puedan seguirse realizando con la misma frecuencia luego de que se reanuden las funciones.

Para los vuelos de salida, Quiport ha dispuesto que existan puntos de control en los ingresos de la terminal, allí se verificará que los viajeros cuenten con documentos para trasladarse, implementos de bioseguridad y se realizarán chequeos de temperatura. Únicamente será permitido el ingreso de los pasajeros. En los exteriores también se han marcado puntos de espera para los familiares de quienes arriban, ingreso a taxis y buses de traslado. Las compañías comerciales que funcionan en este sitio deben elaborar sus propios protocolos de seguridad y presentarlos a la empresa administradora del aeropuerto para su aprobación.

Las mecánicas implementadas han sido realimentadas con base en la experiencia obtenida con los vuelos de repatriación. No se descarta realizar cambios en los protocolos de acuerdo con el comportamiento y los resultados obtenidos tras la reanudación del servicio.

Las personas deberán mantener distancia en el interior del aeropuerto. Los pasajeros que ingresen al país deberán llenar una declaración de estado de salud que permita rastrearlos de ser necesario. Foto: cortesía.

En caso de que se detecte a un pasajero con síntomas relacionados al covid-19, éste será trasladado a una sala de aislamiento y será puesto a disposición del Ministerio de Salud Pública para que se pueda realizar un control más efectivo.