12 de febrero de 2019 17:01

El aeropuerto de Guayaquil estuvo cerrado durante 11 horas

La agresividad del pasajero peruano obligó a suspender el vuelo, en el aeropuerto de Guayaquil, que cubría la ruta Lima- Nueva York. Foto: Imagen referencial Archivo/ EL COMERCIO

El Aeropuerto de Guayaquil suspendió sus operaciones por trabajos emergentes en luces de pista. Foto: Imagen referencial Archivo/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un daño en las instalaciones eléctricas subterráneas de iluminación de la pista causó el cierre de las operaciones del aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil durante 11 horas.

La concesionaria Terminal Aeroportuaria de Guayaquil (Tagsa), administradora y operadora de la estación, pidió disculpas a los usuarios por las molestias causadas. En un comunicado emitido la tarde de este martes 12 de febrero de 2019 explicó que la avería se originó “debido a las malas condiciones climáticas”.

Nicolás Romero, gerente de la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil, aseguró que las lluvias causaron un cortocircuito. Y aclaró que fue una condición ajena al mantenimiento que periódicamente se desarrolla en las instalaciones.

Según Romero, constantemente se revisan las líneas. “Hay 12 kilómetros de líneas eléctricas subterráneas. Este tipo de problemas puede pasar en cualquier aeropuerto”.

El directivo desestimó las críticas que aseguraban que el aeropuerto no contaba con un generador eléctrico. Agregó que, entre otros problemas, se ha registrado inconvenientes con roedores que han contaminado los cables del sistema de seguridad.

La pista fue cerrada desde las 19:00 del lunes. Los trabajos de reparación se extendieron hasta las 06:23 de hoy. Tagsa no confirmó el número de vuelos que tuvo que reprogramar.

Algunos aviones con destino Guayaquil fueron desviados a otros aeropuertos. Mientras que en las redes sociales circularon videos de pasajeros acostados en el piso de las salas de espera.

Esta mañana, decenas de pasajeros hacían fila frente a las ventanillas de atención de las diferentes aerolíneas. A los itinerarios aplazados se sumaron los vuelos del día.

Carrillo Moreno continuó hasta la tarde en la terminal aérea y criticó el trato que recibió de la aerolínea. Ella debía viajar a Miami y luego a Nueva York. “Soy de Esmeraldas y la sorpresa fue que tras el cierre debía esperar en el aeropuerto. Como no soy de Guayaquil tuve que esperar aquí y aún no me dicen cuándo voy a viajar, tampoco nadie se hizo cargo de mis gastos en comida, mucho menos hospedaje”.

Romero aseguró que los reclamos de los pasajeros, por malestares con las aerolíneas, deben dirigirse a la Dirección General de Aviación Civil (DGAC). Según aseguró, hay normas que ese ente establece. Dijo que no permitió anoche que volaran las aerolíneas con un 50% de iluminación en la pista, porque debe respetarse la normativa que indica se requiere de un 80%.

Vía Twitter, la DGAC emitió la noche del lunes cuatro alertas informativas sobre el cierre de la pista. En un boletín aclaró que los trabajos emergentes son “responsabilidad del operador aeroportuario (Tagsa)”.

“La DGAC se encarga de exigir, tanto el cumplimiento de la Ley de Aviación Civil como el de las regulaciones técnicas en el marco de la seguridad operacional de las actividades aéreas”, citó la Dirección.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)