21 de diciembre de 2018 08:10

El aeropuerto de Gatwick reabre mientras siguen buscando a los drones

Los pasajeros hacen cola con su equipaje cerca de la sala de la Terminal Sur en el Aeropuerto de Londres Gatwick, el 21 de diciembre de 2018, cuando se reanudaron los vuelos luego del cierre del aeródromo debido a un avión no tripulado. Foto: AFP

Los pasajeros esperan con su equipaje cerca de la sala de la Terminal Sur en el Aeropuerto de Londres Gatwick, el 21 de diciembre de 2018, cuando se reanudaron los vuelos luego del cierre del aeropuerto  debido a un dron. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El aeropuerto londinense de Gatwick, uno de los principales de Europa, reanudó el viernes, 21 de diciembre del 2018, sus operaciones, tras permanecer paralizado durante casi un día y medio por la insistente presencia de drones de origen desconocido y cuyos responsables buscaba aún la policía.

“La pista de Gatwick está actualmente disponible y los aviones llegan y salen”, anunció a las 09:30 (locales y GMT) el aeropuerto, segundo mayor de Reino Unido y octavo de Europa en términos de tráfico, que había permanecido cerrado desde el miércoles (19 de diciembre) por la noche.

Los responsables del aeropuerto aconsejaban sin embargo a los viajeros que comprobasen el estatuo de sus vuelos con sus respectivas aerolíneas, dado que algunas salidas y llegadas a Gatwick podían seguir sufriendo retrasos y anulaciones en el que se preveía como el día de mayor transito de las vacaciones navideñas.

En esta foto de archivo tomada el 11 de abril de 2017 en Lucca, Toscana, una gaviota vuela sobre un dron equipado con una cámara térmica utilizada por Carabinieri para asegurar el área durante la reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de

En esta foto de archivo tomada el 11 de abril de 2017 en Lucca, Toscana, una gaviota vuela sobre un dron equipado con una cámara térmica utilizada por Carabinieri para asegurar el área durante la reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de los Siete (G7) países industrializados. Foto: AFP


El director de operaciones del aeropuerto, Chris Woodroofe, confirmó que el viernes estaban previstas 700 salidas y pidió disculpas a los cerca de 120 000 pasajeros afectados en este periodo tan ajetreado del año.

Gatwick había sido cerrado a las 21:00 (locales y GMT) del miércoles después de que se avistasen dos drones sobrevolando el lugar. Por la noche volvió a abrir durante menos de una hora, antes de cerrar de nuevo de madrugada cuando se volvió a señalar la presencia de drones, que fueron avistados 50 veces en 24 horas.

Hipótesis 'ecologista'  

La policía, a quien el jueves por la noche se sumaron efectivos del ministerio de Defensa con material especializado, no había podido aún interceptar el viernes los drones ni identificar a los responsables del caos aéreo.

Sin embargo, el aeropuerto pudo volver a abrir tras tomar “medidas” en colaboración con la policía, el ejército y las autoridades, explicó Woodroofe a la BBC sin querer dar más precisiones.

“Este tipo de incidentes no tiene precedente”, afirmó el ministro de Transportes, Chris Grayling, también a la BBC.

“Vamos a tener que aprender muy rápidamente de lo ocurrido”, afirmó, y ante las críticas sobre la incapacidad de las autoridades de neutralizar los aparatos subrayó que la tecnología para interceptar drones “acaba de aparecer”.

La policía aseguró que se trata de “ un acto deliberado que busca perturbar el funcionamiento del aeropuerto ” pero precisó que “ no hay absolutamente ninguna evidencia que sugiera un vínculo terrorista ” .

Un “ lobo solitario ” defensor del medio ambiente podría estar detrás de este inédito ataque, escribía el viernes el diario Daily Telegraph que citaba a una fuente gubernamental.

“Una de las hipótesis en este estadio es la de una acción ecologista”, dijo la fuente.

La legislación británica estipula que no se pueden utilizar drones a menos de un kilómetro de un aeropuerto y que estos no deben superar una altitud de 122 metros. El responsable o responsables de estos actos se exponen a una pena de hasta cinco años de prisión y a fuertes multas. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)