7 de septiembre de 2018 17:40

238 adultos culminaron la primera fase de Todos ABC en Guayaquil

Las hermanas Vargas, del cantón Pedro Carbo (Guayas), estudiaron en Guayaquil. Ahora se proyectan para completar todo el programa, hasta el bachillerato. Foto: EL COMERCIO

Las hermanas Vargas, del cantón Pedro Carbo (Guayas), estudiaron en Guayaquil. Ahora se proyectan para completar todo el programa, hasta el bachillerato. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Santos Intriago se paró frente a una pizarra para demostrar el aprendizaje de los últimos meses. Con un marcador completó una papeleta bancaria ficticia con su nombre, número de cédula y firma.

“En mi trabajo a veces me daban facturas o recibos, pero me tocaba pedirle a alguien que me ayude por que no sabía leer. Ahora ya puedo y soy más independiente”, dijo este padre de familia que en adelante también puede ayudar a sus hijos en la tarea escolar.

Intriago es parte de los 238 adultos que recibieron certificados por culminar la primera fase de la campaña Todos ABC, Monseñor Leonidas Proaño. La ceremonia se desarrolló en el colegio Vicente Rocafuerte de Guayaquil, este viernes 7 de septiembre de 2018.

“Gracias a los profesores y coordinadores por la paciencia para enseñarnos a leer, escribir y a la vez sumar y restar. Era algo que no sabía”, reconoció Intriago desde el podio.

El ministro de Educación, Fander Falconí, explicó que la campaña ha sumado 171 000 estudiantes en sus primeras fases. Entre 2017 y 2018 se ha invertido USD 50 millones en esta iniciativa que busca reducir las cifras de escolaridad inconclusa. En el país se calcula que hay 5,4 millones de ecuatorianos que no han culminado sus estudios.

María Carmen Auqui, de 79 años, culminó la primera fase de la campaña. Debido al trabajo dejó los estudios cuando cursaba el tercer grado. Foto: EL COMERCIO

María Carmen Auqui, de 79 años, culminó la primera fase de la campaña. Debido al trabajo dejó los estudios cuando cursaba el tercer grado. Foto: EL COMERCIO


“Nos emociona ver a adultos mayores aprendiendo, a madres con sus pequeños niños participando de los procesos educativos. Ustedes son un ejemplo para sus familias y para todos nosotros”, les dijo el ministro Falconí durante la ceremonia.

Las hermanas Claudia (39 años), Jéssica (40) y Tatiana Vargas (38) decidieron salir del analfabetismo. Sus padres no lograron enviar a todos sus hijos -son 17 en total-, a la escuela de un recinto del cantón Pedro Carbo (Guayas), donde viven. “Vinimos acá a Guayaquil. Fuimos las primeras en inscribirnos, fuimos las guerreras”, dice Claudia.

Solo en la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) son 5 312 alumnos que accedieron a clases de alfabetización (10 meses), educación básica (20 meses), básica superior (11 meses) y bachillerato (15 meses).

María Carmen Auqui dejó los estudios cuando asistía al tercer grado de escuela. Ahora, con 79 años, no quiere abandonar sus cuadernos. “Me motivó uno de mis hijos. Me gusta estudiar y ahora no pienso dejarlo”, comentó emocionada con su diploma y una capa azul. Ella completó la fase de Educación Básica.

En todo el país hay 3 346 docentes encargados de la campaña. Betsabé Mazzini es parte de este equipo. Este viernes dejó la pizarra y subió al podio para motivar a sus estudiantes. “Yo también aprendo de ustedes. Este es solo el inicio, ustedes son capaces de lograr todo lo que se propongan”.

Luis Intriago lo sabe. Tiene 38 años, cuatro hijos y motivó a su esposa para estudiar juntos. Ambos acudieron a la unidad educativa Luis Fernando Vivero y se comprometió a seguir los otros talleres. Él fue el encargado de dar el discurso en nombre de sus compañeros.

El 17 de septiembre comenzará una nueva fase de inscripción. Las autoridades esperan sumar otros 60 000 estudiantes a la campaña.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)