11 de noviembre de 2019 12:21

Adolescente que perdió su ojo en el contexto de las protestas al este de Quito necesita ayuda para una prótesis

La adolescente perdió un ojo por el impacto de una bomba lacrimógena, el sábado 12 de octubre del 2019, en la parroquia de Píntag. Foto: Archivo EL COMERCIO

La adolescente perdió un ojo por el impacto de una bomba lacrimógena, el sábado 12 de octubre del 2019, en la parroquia de Píntag. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 15
Triste 8
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 7
Diego Bravo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Lorena S., de 16 años, perdió el ojo en el contexto de las protestas en contra de la eliminación del subsidio a los combustibles que duraron 11 días en Ecuador. Este 12 de noviembre del 2019 se cumple un mes de esa tarde de tragedia en el barrio de Santa Teresa de Píntag, parroquia rural de Quito.

Cerca de las 15:30 del sábado 12 de octubre del 2019 fue impactada por un proyectil en el rostro. Llevaba agua para beber a un grupo de manifestantes, cuando fue rodeada por uniformados. La adolescente todavía se recupera del golpe psicológico.

Sus parientes necesitan USD 8 000 para adquirir una prótesis. La madre de Lorena murió hace 10 años. Vive con su abuela, quien se dedica a la venta de hortalizas y legumbres en Píntag y no tiene recursos suficientes para costear las operaciones y tratamientos; el incremento de las tarifas de los combustibles, origen de las protestas de octubre, golpeó a los moradores de este sector rural.

Lorena ha sido sometida a tres intervenciones quirúrgicas, en las que le retiraron el ojo y le reconstruyeron el párpado que fue destrozado por una bomba lacrimógena. De a poco, trata de retomar sus estudios y seguir con su vida, junto a su familia.

Los parientes de la víctima tienen previsto organizar un hornado solidario el sábado 16 de noviembre para tratar de ayudarla. Será en la Plaza César Chiriboga, del centro de Sangolquí, una parroquia ubicada a 30 minutos de Píntag.


Cristina Quishpe, tía de la adolescente, invitó al público para que asista al evento y apoye a la joven. Cada boleto cuesta USD 3, también se realizará una rifa en la que cada tiquete valdrá un dólar.

El objetivo es reunir fondos lo más pronto posible, porque la familia de Lorena es de escasos recursos económicos y aún no termina de reunir el dinero que se requieren para la prótesis, una primera comida solidaria se repartió con otros heridos, el sábado 9 de noviembre.

Los interesados en ayudar a Lorena pueden comunicarse al teléfono 098-047-5770 para adquirir un boleto.

La joven permaneció 15 días bajo observación médica y el pasado 25 de octubre del 2019 le dieron de alta en el Hospital Eugenio Espejo de Quito. 

En entrevista con este Diario, Lorena recordó cómo un grupo de uniformados llegó al barrio Santa Teresa de Píntag para frenar las manifestaciones.

La tarde de ese sábado, acorralada por uniformados, corrió entre los árboles para tratar de esconderse en un bosque, cuando en medio de la confusión hubo disparos de bombas lacrimógenas y sintió un fuerte impacto en la cara que la dejó inconsciente. La trasladaron en motocicleta a un centro asistencial. Por la gravedad de la herida, perdió su ojo izquierdo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (5)