7 de junio de 2019 07:48

Los independentistas catalanes ven peligrar la alcaldía de Barcelona

Colau podría ser reescogida si une sus diez ediles

Ada Colau podría ser reescogida si une sus diez ediles. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La alcaldesa saliente de Barcelona, la izquierdista Ada Colau, anunció este viernes que batallará para ser reescogida al frente de la segunda ciudad española, comprometiendo la alcaldía para el ganador de las últimas elecciones, el independentista catalán Ernest Maragall.

Maragall, cuyo hermano Pasqual gobernó la principal urbe catalana entre 1982 y 1997, venció por apenas 5 000 votos de diferencia los comicios del pasado 26 de mayo y confiaba en ocupar la alcaldía con el apoyo de otro partido independentista y la misma Colau.

Pero la formación de esta última, Barcelona en Común, decidió este viernes 7 de junio de 2019 que la presentarán como candidata a alcaldesa en el pleno constitutivo del ayuntamiento el próximo sábado 15 de junio, en el que podría obtener mayoría para ser gobernando.

“Hacemos un paso adelante para hacer un gobierno de izquierda, transversal y amplio (...) y esto pasa porque Ada Colau formalice su candidatura a alcaldesa”, dijo en rueda de prensa Janet Sanz, una de sus portavoces.

Las bases de la formación deben reunirse el viernes por la tarde para ratificar la decisión.

Colau podría ser reescogida si une sus diez ediles (los mismos que Maragall) con los ocho del partido sobialista catalán (PSC) y los seis de la candidatura de Manuel Valls, el ex primer ministro francés de origen español que aspiraba a convertirse en alcalde de su ciudad natal.

Si bien Valls hizo una dura campaña contra Colau, ahora le ofrece su respaldo sin contrapartidas para evitar la llegada al poder del independentismo catalán, que ya manda en el gobierno regional.

De momento, Colau no se pronuncia sobre el ofrecimiento de Valls y apuesta por una alianza liderada por ella con la Izquierda Republicana (ERC) de Maragall y el PSC, que se vetan mutuamente.

“Barcelona es demasiado importante (...) para aceptar que sea gobernada desde combinaciones incongruentes”, criticó Maragall en una tribuna este viernes en El Periódico de Cataluña.

Las negociaciones deben cerrarse antes del sábado 15 y, en caso de no existir una mayoría absoluta en el consistorio, Maragall conseguiría la alcaldía por ser el candidato más votado.

Sería el primer independentista en dirigir la ciudad desde el regreso de la democracia al país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)